Más de 40 cadenas de grandes superficies han firmado el lamado «pacto del plástico»

Nueve de cada diez consumidores británicos están a favor de la introducción de secciones «libre de plásticos» en los supermercados. Más de 40 cadenas de grandes superficies han firmado el así llamado «pacto del plástico» en el Reino Unido. Y los expertos vaticinan que la próxima tendencia serán los productos «plastic free», rivalizando con los «gluten free» o «dairy free».

Amsterdam marcó el camino este mismo año con la apertura del primer pasillo «libre de plásticos» en un supermercado. La cadena Ekoplaza seleccionó hasta 700 productos, vendidos a granel o en recipientes biodegradables alternativos al plástico, para poner en marcha esta iniciativa pionera en Europa. Tras el éxito en la primera tienda, la medida se implantará en los 74 establecimientos de la franquicia en Países Bajos antes de fin de año.

En el Reino Unido, mientras, las grandes cadenas como Tesco, Sainsbury, Waitrose Aldi o Lidl se han comprometido a reducir drásticamente el uso del plástico y eliminar de aquí al 2025 todos los recipientes que no sean reciclables, reutilizables o compostables. Waitrose ha ido más allá y ha prohibido desde este mismo año el uso de vasos de plástico y los embalajes de plástico negro no recicable. Sainsbury ha eliminado la venta de las bolsas de usar y tirar de cinco peniques para forzar a los clientes a usar sus propias bolsas de la compra.

Campañas como del Día sin Plástico (organizado el 8 de mayo por Amigos de la Tierra) o las Costas sin Plásticos (impulsada por la organización Surfers against Sewage y respladada ya por 270 ciudades y pueblos costeros británicos) han contribuido a crear conciencia.

Los grandes medios se han subido a la ola con iniciativas como «Turn the tide» (la campaña lanzada por The Daily Mail) o «Ocean Rescue» (la iniciativa de la cadena Sky para atajar el problema de la basura marina).

Se estima que todos los años acaban en el mar ocho millones de toneladas de plásticos, y las soluciones hay que empezar a buscarlas en el lugar del origen. Los supermercados rivalizarán pronto por la creación de secciones «plastic free», ante la demanda creciente de los consumidores informados…

«Durante décadas, a los consumidores les han vendido la idea de que no podemos vivir sin plástico en la comida o en la bebida», advierte Sian Sutherland, fundador de A Plastic Planet.

«La existencia de pasillos «libres de plásticos» va a servir para desmontar esa idea y estimular a los productores para buscar alternativas. En un futuro muy próximo podremos elegir entre comprar con plástico o «plastic free». Hoy por hoy no tenemos esa opción».

Una investigación realizada por The Guardian reveló este año que los supermercados británicos son los principales contribuyentes a la tarta colectiva de residuos de plástico, con un millón de toneladas al año. El misnistro de Medio Ambiente, Michael Gove, se ha propuesto «eliminar el plástico de un solo uso» en el 2018, y tanto el Gobierno británico como el Parlamento han decidido predicar con el ejemplo.

La organización WRAP, pionera de la economía circular en Reino Unido, y la Fundación Ellen MacArthur se han propuesto llegar a la raíz del problema y han embarcado finalmente a fabricantes como Coca Cola, Pepsi, Proctor and Gamble y Unilever en el «Pacto del Plástico», que aspira a ser pronto replicado en otros países.

Fuente: El Mundo