La Comunidad convoca ayudas para que puedan vender sus productos y servicios a través de la Red, con proveedores acreditados por la propia institución regional

La Comunidad Autónoma facilitará la incorporación al comercio electrónico de pymes y autónomos con la primera convocatoria de ayudas para que las empresas de la Región con establecimientos propios puedan comercializar sus productos y servicios a través de la Red. Para ello los comercios recibirán una ayuda máxima de 10.000 euros para contratar el servicio de venta online a través de uno de los proveedores acreditados por la Dirección General de Informática, Patrimonio y Telecomunicaciones.

Así se lo hizo saber el consejero de Hacienda, Fernando de la Cierva, a los representantes de la Asociación Murciana de Empresas del Sector de las tecnologías de la información, de las Comunicaciones y del Audiovisual ( Timur), durante la reunión que mantuvieron ayer, en la que señaló que «estas subvenciones confirman el compromiso del Gobierno regional con hacer de Murcia una región completamente digitalizada, poniendo a disposición de pymes y autónomos las herramientas que necesitan para adaptarse a la era digital».

El plazo de presentación de solicitudes para convertirse en proveedores acreditados y así ofrecer los servicios de comercio electrónico subvencionados con estas ayudas se encuentra abierto actualmente.

Las firmas de servicios telemáticos deberán ofrecer a las pymes y autónomos un gestor de ‘e-comerce’ con ‘app’ para móviles, dominio y ‘hosting’; servicio de seguimiento y evaluación del negocio digital; una campaña de publicidad digital; así como servicio de consultoría, formación, adecuación jurídica al nuevo modelo de negocio y adaptación de la web a un segundo idioma.

Las firmas telemáticas deberán ofrecer un gestor, además de asesorar y dar seguimiento y evaluación

Una vez finalizada la selección de proveedores, las pymes y autónomos podrán solicitar las ayudas para contratar los servicios informáticos que necesiten para vender sus productos a través de internet con la posibilidad de pago electrónico. Estas ayudas también van dirigidas a las empresas que ya tengan una página web y quieran traducirla a otro idioma o crear una app de venta.

La digitalización del pequeño comercio «es clave para asegurar su supervivencia ante un consumidor cada vez más tecnológico y así les damos la oportunidad de que se abran a nuevos mercados y puedan competir con las grandes plataformas de venta online. Para esto contamos con la ayuda de Timur, que contribuye a canalizar las ayudas», recalcó el consejero. La iniciativa está cofinanciada por la Comunidad y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

Fuente: La Verdad