Permite comparar tiempos y precios de servicios de movilidad compartida, como patinetes, coches o motos, además de taxis, transporte público y VTCs.

Tres amigos se disponen a coger un coche para llegar a una reunión. Cada uno abre una plataforma diferente: Uber, Cabify y MyTaxi. Casualidades de la vida, no hay coches cerca en ninguna de ellas, pero, por si acaso, todos piden un vehículo para asegurarse que alguna llega. No es un supuesto. Es un caso real que, además de ser común últimamente para los ciudadanos de muchas urbes españolas, le pasó a Emilio Mellado, cofundador y CEO de Chipi.

«En el momento actual, donde casi cada semana aparecen nuevas formas de movilidad urbana, es necesario contar con una plataforma que te permita comparar todos esos servicios para saber cuál está más cerca y es más barato. Para esto nació Chipi hace casi dos años», asegura Mellado.

Para empezar, los tres socios fundadores de Chipi decidieron poner a prueba su idea lanzando una página web básica donde se podían comparar distintos servicios de movilidad. En 24 días, casi 1.500 personas lo utilizaron. Un segundo prototipo, lanzado poco después, fue utilizado por más de 20.000 personas. «Con estas cifras había que pasar a la tercera fase, la de la financiación. Inversores como Javier Rodríguez Zapatero (ex de Google), Ángel Cano (ex de BBVA), Domingo Caamaño (Ex de Alphabet Fleet Services España y ex director general de BMW), Julián Recuenco (ex de Seur) o Nacho Pinedo (ISDI) confiaron en nosotros y llevamos a cabo una ronda inicial de 180.000 euros en 2017. Con este dinero teníamos para mejorar el prototipo hasta la versión actual, que ya cuenta con más de 50.000 usuarios», añade el cofundador.

Por el momento, Chipi funciona en Madrid, Barcelona y Málaga y es el agregador de transportes más completo. El usuario puede localizar en un mapa los medios más cercanos u optar por indicar el trayecto que desea realizar para que la plataforma le indique los precios, tiempo y posibles descuentos de cada uno. Además de los nuevos servicios de movilidad, como son los coches, motos, bicicletas y patinetes compartidos, la plataforma compara el precio de taxis, Uber, Cabify y el transporte público, ya sea metro o autobús.

«Para tener la información más precisa, son las propias compañías las que nos facilitan sus datos, por lo que sabemos en tiempo real dónde están los coches, motos o patinetes y la cantidad de carga que tiene cada uno. Lo mismo ocurre con los taxis y VTC», añade.

Chipi cuenta con otras dos líneas de negocio, una de marketing y otra de análisis de datos, aunque no descartan seguir ampliando el negocio y abrirse a otras fórmulas de transporte urbano.

Fuente: Expansión