¿Cuál es el futuro de las pop up stores?

Se estima un valor de venta del nuevo canal superior a 50.000 millones de dólares

 

Las pop up stores se definen como aquellas tiendas temporales que cambian de manera constante su surtido, incluso entre diferentes categorías. Su origen se remonta a hace más de siete siglos, cuando se montaron los primeros mercados navideños en Viena; más de setecientos años después, se han vuelto verdaderamente relevantes en la última década, “estimándose un valor de venta a nivel mundial para el canal superior a los 50.000 millones de dólares”, cuantifica el CEO y fundador de Future Retail, Javier Pérez de Leza.

Las pop up stores están siendo utilizadas tanto por marcas como por retailers tradicionales y digitales. El objetivo de las marcas con su uso es probar las innovaciones antes de lanzarlas al mercado. Por su parte, a los retailers digitales les ofrece la posibilidad de abrir una tienda física. Finalmente, a los retailers tradicionales les permite liquidar productos de manera rápida e independiente al espacio de su red de tiendas habitual.

Pérez de Leza: «Las pop up stores tienen un futuro importante como nuevo canal, apostando por la innovación, la tecnología y el efecto sorpresa”

“La compra experiencial es clave en este tipo de establecimientos, ya que el consumidor debe percibir el sentimiento de urgencia, que solo hay un número limitado de experiencias disponibles; a la gente le gusta la sensación de ser parte de algo especial y fugaz”, apunta Pérez de Leza, destacando que, actualmente, las pop up stores se han convertido en una estrategia de canal en sí misma.

“Todos los operadores posibles, desde un Carrefour a una marca líder como Hermès, han recurrido a estos formatos temporales para llegar a consumidores a los que no eran capaces de llegar a través de sus canales tradicionales”, prosigue, enfatizando al mismo tiempo el uso de las nuevas tecnologías, que están “alimentando” otros enfoques de este nuevo concepto.

Los compradores de las pop up stores buscan servicios y productos únicos (39%), surtidos localizados (36%), precios óptimos (34%), conveniencia (33%) y una experiencia divertida (30%). “Así las cosas, hay que tener en cuenta que las pop up stores tienen un futuro importante por delante como nuevo canal, apostando por la innovación, la tecnología y el efecto sorpresa”, concluye el CEO de Future Retail.

Fuente: Revista Inforetail

AGECU