Hay sectores que escapan a la ralentización del consumo. Es el caso del segmento de los alimentos bio, que están experimentando crecimientos sostenidos de dos dígitos y ya llegan a seis de cada 10 hogares.

En concreto, las ventas de estos productos han crecido un 14% en lo que va de año, según datos de la consultora Kantar Worldpanel. Son casi 10 millones de hogares los que compran a menudo este tipo de artículos. Este crecimiento es llamativo si se tiene en cuenta que las ventas del mercado de gran consumo en volumen (los productos que compramos de alimentación, bebidas y droguería y perfumería) están retrocediendo.

«Es un fenómeno en auge: el 63% de los consumidores repiten compra y casi todas las cadenas de supermercados tiene sus marcas propias o tiendas específicas», señala Florencio García, experto de consumo de la consultora.

Carrefour, Lidl, Grupo Dia, Eroski… Toda la distribución moderna batalla por ganarse al consumidor que, «aunque esa consciente de la importancia del ahorro, no le importa gastar más en este tipo de productos», señala García. No sólo por salud, sino por conciencia ecológica, pues «el consumidor cada vez exige más a las empresas en este sentido».

La cadena alemana Lidl es una de las que más está explotando este aspecto, «liderando las últimas tendencias saludables, como la de productos bio o la venta de huevos frescos», señalan en Kantar. Gracias, en parte, a eso se ha convertido en la cadena que más compradores ha sumado este año (600.000) y su cuota de mercado ya roza el 5%.

El Corte Inglés tiene sus espacios La Biosfera (dentro de sus supermercados), Carrefour tiene una sección específica en sus tiendas y además cuenta con el formato Carrefour Bio, con dos establecimientos en Madrid. Mercadona es la única cadena de las grandes con presencia nacional que no tiene sección como tal bajo la etiqueta bio.

En la consultora Nielsen también destacan el incremento imparable de estos productos, que es y será «uno de los motores de crecimiento en gran consumo», explica Roberto Butragueño, experto de la compañía. El mercado español de productos ecológicos es el décimo más grande del mundo y alcanza ya los 1.686 millones de euros.

Fuente: El Mundo