Saltar al contenido

El súper le gana la batalla al pequeño comercio

España ha experimentado en los últimos años un crecimiento sin precedentes en el número de tiendas donde poder hacer la compra. Este boom de supermercados está lastrando al comercio independiente y a los mercados de toda la vida. «Se está produciendo un trasvase del canal especialista a la distribución moderna», resume Florencio García, experto en comercio de la consultora Kantar Worldpanel.

El canal especialista son las tiendas especializadas en la venta de determinados productos: son las panaderías, carnicerías, fruterías, pescaderías, mientras que la llamada «distribución moderna» son las cadenas de supermercados e hipermercados con presencia nacional.

La cuota de mercado de estas últimas ha crecido casi tres puntos en los últimos tres años, pasando del 34% al 37%, mientras que la del canal especialista se ha reducido en tres puntos también. Antes contaban con una cuota de mercado del 27% y ahora es del 24%, según datos de Kantar.

Esto quiere decir que el comercio independiente «está alimentando los crecimientos de la distribución moderna», de las cadenas de supermercados. Esta sangría incluye también al hipermercado, que desde que estalló la crisis económica es uno de los formatos que más ha sufrido.

Mejores precios

Las cadenas ofrecen «ventajas, como es poderlo comprar todo en el mismo sitio y a precios muy competitivos», y esto son aspectos que «no pueden ofertar» las tiendas pequeñas especializadas.

Las cadenas que ofrecen un surtido corto (son las cadenas de descuento, como Dia, Lidl y Aldi, más Mercadona) «son las que más han crecido» en los últimos años, según destaca García. Estos avances, sobre todo los que han experimentado Lidl y Mercadona en los últimos años «están penalizando al canal especialista», apunta.

Mercadona, por ejemplo, tiene ya una cuota de mercado del 25%. Esto significa que un cuarto del dinero que nos gastamos en la cesta de la compra nos lo dejamos en las tiendas de la cadena valenciana. Lidl es la otra cadena que más está creciendo. En 2015 tenía una cuota del 3,5% y ahora es casi del 5%.

Fenómeno único

«La amplia presencia que tiene el comercio independiente en nuestro país genera una bolsa de dinero muy suculenta para la distribución moderna, que está atracando a este tipo de comercio más pequeño», señala el experto.

A pesar de este declive, uno de cada cinco euros de los gastados en alimentación se van aún a carnicerías, pescaderías, fruterías… y esto es un fenómeno «único en España», que no pasa en otros países como Francia o Reino Unido donde la opción para el comprador se reduce a poco más que el súper o el hipermercado.

Otra de las razones por las que las cadenas de supermercados están robándole clientes al comercio independiente es porque en los últimos dos años han mejorado notablemente su oferta en productos frescos. Los espacios que los citados supermercados dedican a las frutas, verduras, carnes y pescados son mucho mayores que hace unos años.

El comercio «se está reinventando para hacer frente a esta competencia y sobrevivir, pero aún así seguirá siendo una bolsa de dinero para las grandes cadenas», explica.

Fuente: El Mundo

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos