El próximo 23 de noviembre se celebrará el Black Friday. Los establecimientos ya se están preparando para que los españoles arrasen con las ofertas, que pueden llegar a ser de hasta el 60%. Y es que casi siete de cada 10 españoles comprará algo durante el famoso ‘viernes negro’, según un estudio realizado por la comparador de precios y ofertas online Idealo.es.

La liberalización de las rebajas en el año 2012 ha hecho que las cadenas puedan decidir cuándo hacen sus descuentos, mientras que antes estos periodos estaban acotados a las tradicionales rebajas de invierno y las de verano. Ahora, gracias a estas llamadas «rebajas de fuera de temporada,» hay productos rebajados prácticamente todo el año. El fenómeno Black Friday es un ejemplo de ello. Llegó hace cinco años a España para quedarse.

Esta jornada, que sirve como precedente de la campaña de navidad, provoca un aumento en las ventas cada vez mayor: el año pasado la subida fue de un 140%, 10 puntos más que en 2016. Pero, ¿realmente necesitamos estas compras, o nos crean una necesidad que antes no teníamos?

En un panel de expertos de Ecofira’18, en el que intervenían profesionales como Igor González, Presidente de la asociación Ecotextil, o Paula Gorini, Secretaria de la Asociación de Moda Sostenible de España, se cifró la acumulación de residuos textiles en 900.000 toneladas al año en nuestro país.

Diferentes ONGs han denunciado el desperdicio de ropa en el que se traduce el Black Friday. Kirsten Brodde, directora de la campaña Detox my Fashion de Greenpeace, hace hincapié en las consecuencias que esto conlleva: «Es difícil resistir el atractivo de una buena ganga, pero la moda rápida significa que estamos consumiendo y destrozando la moda a un ritmo más alto que el que nuestro planeta puede manejar».

Y propone una única solución: «Las marcas de moda deben repensar con urgencia el modelo de negocio desechable y producir prendas que sean duraderas, reparables y aptas para su reutilización». «Como consumidores, también tenemos el poder. Antes de comprar nuestro próximo artículo de oferta, todos podemos preguntar: ¿Realmente necesito esto?», añade Brodde.

Boicot

Como estrategia, Greenpeace ha llamado a boicotear el Black Friday y a leer las etiquetas de los productos antes de comprarlos. Recomienda saber que el 60 por ciento del total de prendas que se fabrica al año contiene fibras sintéticas que no son biodegradables, por lo que aconseja tener menos ropa y cuidarla y lavarla con menos productos tóxicos.

Al viernes negro se han apuntado sectores como las compañías de móvil, las marcas de electrónica, las agencias de viajes e incluso los supermercados. El grupo Dia, Carrefour, El Corte Inglés o Lidl son algunas de las cadenas alimenticias que apuestan por esta jornada.

En nuestro país, siete de cada 10 personas dejan de consumir productos por estropearse. Desde frutas y verduras, hasta lácteos y platos preparados, tal y como se desprende del Estudio sobre Hábitos de Aprovechamiento de Alimentación en los Españoles realizado por la Asociación de Empresas de Gran Consumo (AECOC). Y es que dos de cada 10 ciudadanos desperdicia comida por motivos como las promociones, siendo España el séptimo que más alimentos malgasta en la Unión Europea, según datos oficiales de la UE.

Fuente: El  Mundo