Saltar al contenido

La nueva tienda de moda en la era online: más funcional que ‘techie’

El consumo evoluciona hacia un entorno más digitalizado, online y tecnológico. Sin embargo, además de incorporar estas nuevas herramientas, los puntos de venta se tendrán que reordenar para responder a las demandas de los consumidores.

Ni pantallas, ni realidad aumentada, ni espejos virtuales. El primer paso para adaptar las tiendas a la nueva realidad de la distribución de moda, dominada cada vez más por el comercio online y la omnicanalidad, pasa por reorganizar las tiendas pensando en la eficiencia y la funcionalidad.

Así lo explica el informe Reimagine Stores to Enhance the Shopping Experience elaborado por  Boston Consulting Group. Aunque alrededor del 85% de ropa se sigue comprando en tiendas físicas, el documento asegura que la productividad, en general, en estas tiendas se está estancando.

La consultora subraya que el ecommerce ha transformado la forma en que los consumidores tienen de transitar y buscar artículos dentro de un establecimiento físico, y las tiendas tienen por tanto que adaptarse en consecuencia.

 Aunque el 85% de las ventas de moda continúan siendo en el canal físico, la tienda se tendrá que reordenar 

En primer lugar, el informe da pistas para las empresas especializadas en la distribución de ropa femenina. La forma de comprar en una tienda física es muy más intuitiva que a través de la pantalla de un ordenador. Por ello, los puntos de venta deben optimizar la presentación de los productos y la colocación de ellos alrededor del espacio para facilitar su búsqueda.

Por otro lado, las tiendas tendrán que organizar sus productos por categoría de actividades. Por ejemplo, un espacio para ropa de fiesta, otro independiente con propuestas de vestuario de oficina u otra área para prendas de deporte. Según el informe, la creación de este tipo de espacios agrega un mayor valor para los consumidores a la hora de comprar o entrar en un establecimiento.

 

Además, las tiendas tradicionales tendrán que organizar la presentación de los productos de acuerdo a las preferencias de cada consumidor. El informe señala que las clientas separan las áreas de compra por intuición o por estructura. Es decir, los espacios de venta diseñados de forma más creativa ofrecen productos más modernos o de acuerdo a las tendencias del momento. En cambio, el área más funcional está reservada a artículos básicos con productos que se pueden encontrar más fácilmente.En este sentido, las cadenas tendrían que reordenar su espacio de acuerdo con este principio. Dentro de este marco, la consultora señala que los retailers tendrán que dividir las ubicaciones dentro de la tienda para acomodarla a estas preferencias de los consumidores.

La oferta de mayor tendencia tendrá que estar en la entrada, ya que sirve para captar clientes, mientras que el área más funcional debería estar en la parte posterior o en el centro del establecimiento, en un entorno más cómodo ya que el cliente pasará más tiempo comprando.

Fuente: Modaes.es

AGECU