La paradoja de la ubicación en el retail

¿Cómo influye este factor en el éxito o fracaso de una tienda?

 

 Sin duda, la ubicación influye significativamente en el rendimiento de una tienda o establecimiento. De hecho, el 87% de los retailers considera la ubicación un factor crítico para el éxito de su negocio, revela el informe anual denominado ‘El Futuro del Retail Intelligence en 2019’ elaborado por la empresa de Location Intelligence Geoblink, tras realizar encuestas a más de 600 profesionales en España, Reino Unido y Estados Unidos.

Sin embargo, esta importancia concedida a la situación de las tiendas no parece llevarse a ejecución de forma correcta. Así lo demuestra que un 37% de los cierres de establecimientos en 2018 se hayan debido a una ubicación deficiente.

“La desconexión existente entre el hecho de entender el valor de una ubicación, y a la vez cerrar establecimientos debido a la mala elección de un sitio, revela un desajuste importante a la hora de implementar estrategias para los high street retailers”, explican desde Geoblink.

Tras la deficiencia en la situación de la tienda le sigue como segunda causa de cierre (36%) el alto coste de mantenimiento. La reducción de personal y la elevada competencia en la zona empatan en tercer lugar con un 23%. Cierran este ranking el desarrollo de un plan ambicioso de expansión (21%) y una logística inadecuada (8%).

El 87% de los retailersconsidera la ubicación un factor crítico para el éxito de su negocio, sin embargo, el 36% de los cierres de tiendas se debe a una deficiente localización

Los altos costes de mantenimiento a menudo pueden atribuirse a formatos de tienda ineficaces y que tienen demasiados empleados trabajando en un mismo lugar. Los costes que se requieren para mantener operativos algunos espacios, a veces pueden sobrepasar los ingresos generados; pero ¿qué sucede si un tipo de espacio diferente (como una tienda de conveniencia donde se necesitan menos empleados para administrarlo) se adapta mejor al área?

“Carrefour es un excelente ejemplo de comercio retail que ha descubierto el valor de adaptar sus formatos de tiendas según la ubicación. La empresa tiene de todo, desde hipermercados hasta pequeñas tiendas de conveniencia e incluso franquicias”, indica el informe.

En términos de alta competencia, todo esto se reduce a la capacidad del distribuidor para comprender lo que está sucediendo dentro de sus áreas de influencia. La apertura de una tienda en un mercado altamente saturado, siempre afectará a la cuota de mercado. Esta es la razón por la que es esencial señalar qué competidores operan en un punto de interés durante la elección de un sitio antes de invertir recursos financieros.

En total, el 46% de los participantes declara haber cerrado establecimientos en 2018. Sin embargo, el 68% de los participantes aún planea abrir más tiendas en 2019.

Si bien la situación en high street se ha vuelto más compleja y competitiva, este descubrimiento demuestra que el establecimiento físico sigue siendo un canal de ventas vital para los retailers. De hecho, el 56% de los consultados asegura que el punto de venta físico fue el canal de ventas más efectivo de 2018.

Amenaza del comercio online
Por otro lado, el estudio refleja que el 65% de los distribuidores se siente amenazado por el aumento de las compras online. No obstante, el 72% de los consultados asegura haber abierto sus propias tiendas en internet.

Asimismo, otra de las notas destacadas del informe es que los tres tipos de datos más valiosos empleados para evaluar el rendimiento del punto de venta son los datos de facturación (79%), los datos de comportamiento del comprador en la tienda (65%) y los datos de los clientes, así como sus direcciones e información de campañas de fidelización (55%).

Finalmente, los tres tipos de datos más valiosos para entender las condiciones externas del mercado que rodean un punto de venta actual o potencial son los datos transaccionales (79%), los datos sociodemográficos (71%) y el tráfico peatonal (57%).

“Los resultados de este informe revelan que la industria retail se encuentra en un punto de inflexión”, comenta el Fundador y CEO de Geoblink, Jaime Laulhé.

“Está claro que los retailers que lleguen al otro lado serán los que no solo sean capaces de recopilar datos, sino también de entender qué hacer con ellos. Aquellos que obtengan la mayor información como resultado de este tipo de análisis, se convertirán en los retailers del futuro”, concluye el directivo.

Fuente: Revista Inforetail

AGECU