Un grupo de legisladores ha lanzado esta propuesta después de que el Comité de Auditoría Medioambiental del Parlamento británico resolviera que el actual sistema de la moda es “explotador” e “insostenible”.

 

Un centavo por prenda para paliar el impacto de fast fashion. Un grupo de legisladores del Parlamento británico ha realizado esta propuesta para poner freno al actual sistema de la moda. La iniciativa viene después de que el Comité de Auditoría Medioambiental de la Cámara Baja del país resolviera en un estudio que el fast fashion es “explotador” e “insostenible”.

Se calcula que en Reino Unido es el país de la Unión Europa donde se compran más prendas por persona y que se generan al año 300.000 toneladas en deshechos textiles que terminan en vertederos o incineradoras. La propuesta realizada ahora, que se someterá a estudio, es la primera de estas características que se realiza en todo el mundo, según Reuters.

La industria de la moda en Reino Unido generó en 2017 un negocio de 32.000 millones de libras (42.000 millones de euros) y empleó un total de 890.000 personas en retail, producción, marcas y diseño en el conjunto del país. Sin embargo, crecen las voces que denuncian la insostenibilidad del actual sistema del fast fashion.

Además de cargar cada prenda con un centavo, se propone también que se implementen reformas fiscales favorables para compensar a las empresas que diseñen productos con un menor impacto medioambiental y que favorezcan la reutilización, la reparación de las prendas y su reciclaje.

Por otro lado, también se recomienda que el programa formativo de las escuelas de diseño de moda se incorpore un temario específico sobre cómo diseñar, hacer y reparar prendas.

A finales de enero, la Cámara de los Comunes concluyó una investigación que inició el pasado junio sobre el impacto de la moda en el país. El trabajo de investigación, que se centró en los 16 mayores retailers británicos, señaló que “el actual modelo de explotación y daño medioambiental de la moda debe cambiar”.

El documento acusaba de manera directa a empresas como JD Sports, Sports Direct, TK Maxx, Boohoo, Kurt Geiger, y Missguided, como los menos comprometidos. En sentido contrario, también hacía hincapié en el esfuerzo realizado en este sentido por compañías como Asos, Marks&Spencer, Tesco, Primark y Burberry.

Fuente: modaes.es