Así será la experiencia de compra en la tienda del futuro

Digitalización, personalización y datos, muy presentes en el customer journey

Pensar en las tiendas del futuro habitualmente implica imaginar establecimientos automatizados y sin personal, a imagen y semejanza de Amazon Go. Sin embargo, no es ésta la visión sobre el futuro del comercio que tiene Beabloo, empresa española especializada en el desarrollo de soluciones tecnológicas para personalizar la experiencia del cliente.

En su opinión, los establecimientos contarán con un equipo humano que ofrecerá una atención óptima, pero no de manera intrusiva, gracias a la información de la que disponen tras el análisis realizado en la tienda.

La compañía ha explicado cómo será la experiencia en la tienda del futuro, durante todo el recorrido de compra. En cuanto a la entrada en la tienda, los escaparates digitalizados permiten analizar el comportamiento del cliente, gracias a la unión de la inteligencia artificial (IA), las pantallas interactivas y sensores de visión de la tienda. Además, son un canal de comunicación, que muestran contenidos personalizados ofreciendo productos u ofertas en función del cliente que esté delante.

La cartelería digital está equipada con un bot de asistencia virtual que habla y se dirige a los clientes de manera personalizada

Una vez dentro del establecimiento, la cartelería digital sigue siendo la herramienta clave ya que, en combinación con un motor de IA, aprende automáticamente de los clientes y les muestra de manera personalizada los productos que están disponibles en ese momento.

Además, las personas buscan interactuar con los productos y el retail del futuro les permite hacerlo, por ejemplo, con estanterías que se activan mediante la denominada tecnología Lift&Learn. Cuando el cliente levanta un producto de la estantería, la pantalla situada junto a ella muestra las características de dicho producto. Si a continuación levanta el producto contiguo, aparece en la pantalla una comparativa entre ambos.

Las pantallas inteligentes también muestran otros productos que puedan conjuntar con los que están observando: otros colores, los más recomendados o más vendidos según el día y la hora, seleccionados tras un análisis de las ventas internas e informaciones externas a la empresa, como las condiciones meteorológicas o el tráfico.

Ofrecen códigos QR cuando los clientes pasan cerca de ellas, dándoles la posibilidad de utilizar el smartphonepara escanearlos y obtener más información o servicios que mejoren su experiencia. Esta cartelería digital está equipada con un bot de asistencia virtual que habla y se dirige a los clientes de manera personalizada.

Las opciones de pago
Una vez el cliente se dirige al mostrador de la tienda del futuro, la presencia de pantallas de cartelería digital disminuye el tiempo de espera percibido, gracias a la emisión de contenidos personalizados. A través de esas pantallas, se le ofrecen unos últimos productos que pueden ser de su interés, una breve encuesta de satisfacción, así como la opción de pagar a través de la cartelería y de enviar la compra a casa.

Cuando el visitante abandona la tienda, se da cuenta de que también ha recibido en la app de su smartphoneofertas y cupones descuento de artículos con los que ha estado interactuando a lo largo del recorrido en la tienda, además de contenido personalizado a través de las redes sociales específicas que más utiliza.

Fuente: Revista Inforetail

AGECU