Las grandes marcas están evolucionando el concepto de flagships hacia brandships, establecimientos que quieren ser iconos de la marca independientemente de su rentabilidad, o sea, que son una herramienta de marketing y no un punto de venta.

Si una flagship muestra al consumidor toda la oferta de una marca y y favorece las ventas (experiencia de compra), una brandship busca que el cliente viva una grata experiencia de la marca en el establecimiento, independientemente de si compra mucho o poco (experiencia de marca).

Artículo completo:

thumbnail of Brandships

 

Fuente: La Vanguardia-Dinero