Carrefour dispara el tamaño de su red comercial en España en cinco años. La segunda cadena de distribución del país por volumen de ventas cerró el pasado ejercicio con 1.088 establecimientos en el mercado nacional, 95 más que un año antes, según el último informe consolidado de la compañía.

La cifra coloca a España como el segundo país del mundo donde el grupo galo cuenta con más tiendas, sólo superado por Francia (5.365) y ligeramente por delante de Italia (1.083), el mercado que hasta 2017 ocupaba la segunda posición. No obstante, el año pasado Carrefour apenas abrió quince establecimientos en Italia, frente a las 95 aperturas netas en España, lo que ha propiciado el sorpasso.

El crecimiento es más llamativo si se echa la vista atrás un lustro. Mientras que Francia apenas ha pasado de 5.013 a 5.365 tiendas en este periodo -cerró más de 350 establecimientos en 2018- e Italia ha decrecido de 1.158 a 1.083, lo que supone una caída del 6,5%, la red comercial del grupo de distribución casi se ha duplicado en España desde 2004, pasando de 582 a las citadas 1.088 tiendas, lo que supone un incremento de 506 establecimientos netos en términos absolutos y un crecimiento porcentual de la red de tiendas del 87%.

El motor, la conveniencia

La clave de este crecimiento se encuentra en la apuesta del grupo francés por los formatos de conveniencia. Se trata de pequeñas tiendas en el centro de las ciudades bajo la enseña Express con una superficie de venta a partir de 100 metros cuadrado y que cubren de forma holgada las necesidades básicas del cliente. Pero, sobre todo, responden a una mayor demanda del consumidor por formatos de cercanía, lo que se está traduciendo en más compras pero más pequeñas.

Mientras que la cifra de hipermercados Carrefour en España ha crecido en 31 unidades, hasta 205, en cinco años, su número de supermercados (Market) se ha reducido, pasando de 123 a 114. En contraposición, los establecimientos Carrefour Express, que responden a este modelo de conveniencia, han pasado de 285 a 748, lo que supone un 162% más. Además, Carrefour ha abierto 20 cash & carry en este periodo.

Carrefour cerró 2018 con unas ventas netas de 8.750 millones de euros en España, un 1,34% más. El mercado nacional es el tercero para el grupo galo por facturación, tras Francia y Brasil.

Fuente: Expansión