La firma desafía el concepto tradicional de tienda de ropa

La industria de la moda parece que nunca volverá a ser lo que era antes. La gran cantidad de cambios que han protagonizado tanto las firmas como los profesionales del sector y hasta los consumidores han transformado el modo de producir y consumir la moda. En un contexto predominado por las redes sociales y el fenómeno de lo viral, la imagen se ha convertido en el elemento esencial para que todo lo que se cree consiga ser visto en Instagram.

Primark inaugura su tienda más grande del mundo con cafetería y salón de belleza
Primark inaugura su tienda más grande del mundo en Birmingham, Inglaterra. Marzo de 2019. Photo by Stuart C. Wilson/Getty Images for Primark (Stuart C. Wilson / Getty)

 

Y ha sido precisamente la popular red social la encargada de mostrar al mundo el nuevo proyecto de Primark que ha desafiado el concepto tradicional que existía de tienda de ropa. La que es considerada como una de las firmas líderes en el sector ‘low cost’ ha inaugurado su tienda más grande del mundo, un establecimiento convertido en un parque temático donde la excentricidad y la interacción con el público prevalecen por encima de sus colecciones.

En una época en la que se cuestiona la viabilidad de los establecimientos físicos, a raíz del creciente consumo a través de Internet, Primark ha creado un nuevo concepto de tienda en la que se puede comprar ropa, tomar un café o cortarse el pelo. El pasado 10 de marzo la firma inauguró su espacio más grande hasta la fecha, un establecimiento de casi 15 mil metros cuadrados situado en la estación central de Birmingham y que cuenta con dos restaurantes, una cafetería de Mickey Mouse tematizada y hasta un salón de belleza que ofrece múltiples servicios para todos los clientes.

El servicio interactivo permite regular la iluminación y decidir la música de los probadores

Con el objetivo de ofrecer un servicio completo que cuide hasta el más mínimo detalle, Primark ha creado un espacio en el que la venta de ropa se combina con una serie de prestaciones que mejoran la experiencia de compra. Más allá del lanzamiento de una línea de ropa especial e inspirada en Harry Potter, la nueva tienda también cuenta con un servicio de ‘personal shopper’, dispensadores de agua repartidos por todo el establecimiento, puestos de reciclaje de ropa y probadores interactivos que permiten ajustar la iluminación y conectar los teléfonos móviles de los clientes para poner música.

Siguiendo la misma estructura que un centro comercial, el establecimiento de la firma británica invita a sus clientes a pasar largas jornadas gracias a la amplia variedad de servicios que ayudan a fomentar el consumo. Cada una de las secciones, divididas en departamentos, cuenta con pasillos acompañados de señales que indican el nombre de cada calle, como si el cliente estuviera caminando por una ciudad.

Durante los últimos años Primark se ha convertido en uno de los competidores más fuertes para otras firmas líderes en el sector ‘Fast Fashion’, como Zara y el resto de nombres del grupo Inditex. Tras empezar produciendo ropa a precios disponibles para todo tipo de públicos, la firma ha multiplicado su oferta hasta crear un catálogo que incluye productos de belleza y menaje para el hogar al mismo tiempo en el que amplia el tamaño de sus tiendas físicas.

A pesar de las numerosas novedades que Primark ha incluido en su nueva tienda, la firma británica no es la única en acercar el concepto de tienda física a un escenario donde la tecnología fomenta la interacción con el cliente. Entre las últimas novedades del sector ‘low cost’, Zara cuenta con una prueba piloto en Londres de la que será la primera tienda que permitirá pagar mediante Bluetooth, una iniciativa que se complementa con los probadores interactivos que presenta Bershka en su nuevo proyecto ‘Bershka Experiencie’.