Las ‘startups’ más innovadoras buscan conocer al comprador, ofrecerle una experiencia personalizada y fidelizarlo

Los tiempos se invierten. Si crear la tienda online tras siglos vendiendo físicamente era el primer paso, ahora es el contrario: tiendas que nacen online y acaban abriendo un espacio físico porque «el cliente lo quiere todo».

 

«La gente ya usa la tienda física como un showroom, casi sin almacén: para descubrir, probar y ver calidades y la compra acaba haciéndola en digital», reflexiona Aleix Valls, responsable del Startup Village del Retail & Brand Experience, el congreso sobre el futuro del pequeño comercio (retail) que se celebra estos días en Gran Via, en colaboración con Fira de Barcelona.

64 compañías emergentes provenientes de España, Estados Unidos, Reino Unido, Países Bajos y Estonia se dan cita. Algunas, son softwares inteligentes para gestión de tiendas con un asesoramiento de expertos en datos y psicología. «Lo que he de saber es qué catálogo tengo que tener. Asumimos que la compra será cada vez más online. El reto es retener a mi cliente en mi marca». Una competición en la que retail tienen mucho que ganar de la mano de softwares que interpreten los datos que generan sus clientes. Los retos de las tiendas son tener «una cadera de suministro rápida y optimizada que permita optimizar logística y producción. Tener esa capacidad de predecir es cada vez más importante porque los canales se solapan (online/offlnie)».

Otras soluciones permiten conocer al momento el stock del producto y las tasas de conversión. «El tiquet medio te dice qué productos se venden más. La Inteligencia Artificial predice qué productos tendrán más de manda un fin de semana concreto. Así, no te quedarás sin ese género y perderás ventas (roturas de stock)». Es el caso de softwares como Bit Physical Retail, capaces de predecir las ventas futuras, el comportamiento de los clientes y sugerir/corregir errores o la tecnología de la desarrolladora Aura Vision, capaz de hacer seguimiento con cámaras de seguridad del público que visita una tienda segregando por sexos y edades y analizando su comportamiento.

Una información de sumo valor también a la hora de comercializar espacios en un edificio. «Si eres propietario de un centro comercial podrás con el reconocimiento de imágenes tener información para comercializar los metros cuadrados garantizando que la propuesta de valor va a tener éxito. Si el público es infantil o si son parejas variará el enfoque de los negocios. Y el valor del metro cuadrado también puede variar en función de esto», ejemplifica Valls.

Entre las soluciones innovadoras que se muestran al público en este área hay aplicaciones para transformar tiendas tradicionales en establecimientos inteligentes. «Una tienda tradicional se trasforman en una smart shop con las Instore tecnologies. Ha de entender cómo son los flujos de gente en su tienda. La WIFI -te conectes o no porque el smartphone está continuamente buscando conexión- genera mapas de calor de la tienda que permiten reorganizar los productos que sé que más rotan en esos lugares generando ese momento de compra», añade.

Un nuevo entorno sin horarios en el que desde el terminal puedes decidir cuándo es ese momento en el que comprar: «Si la marca y el producto es tuyo no hay problema, eres omnicanal, la tienda física y online acaba siendo un todo. Tiendas multimarca como Foot Locker son las que lo están pasando peor porque su propuesta compite directamente con internet. Y eso te canibaliza».

«La diferencia está en ser un cliente o ser un comprador. Antes había un nivel de personalización en el comercio tradicional en que el vendedor te conocía por el nombre y podía ofrecerte uno u otro producto según tus gustos. Cuando realmente personalizas consigues el reto: transformar compradores en clientes. Para eso has de conocer quién es, sus hábitos y qué le gusta». Al final quieres poner el usuario en el centro y transformar compradores en clientes. Personalizar la propuesta de valor y eso hace que al final se venda más; porque, al final, esto va de vender».

24 de estas startups tomarán parte de los Next! Awards que premiarán dentro del marco del congreso a las mejores iniciativas en tres categorías: digital, marca digital y tecnología disruptiva.

Fuente: El Mundo