Ocho de cada diez compañías españolas de tamaño medio consideran muy relevante su digitalización para su supervivencia pero pocas dedican los recursos financieros necesarios.

La mediana empresa española es consciente de que la digitalización es un elemento clave en su supervivencia. Un 78% de estas compañías (65% de las europeas) considera muy relevante la digitalización para su supervivencia a largo plazo, según se desprende del estudio European Private Business Survey, elaborado por PwC a partir de la opinión de 2.443 compañías de tamaño medio, de las que 123 son empresas españolas. «La pyme sabe que la digitalización va en serio, que no es una moda, sino un cambio de paradigma», confirma Jaume Clotet, socio responsable de Digitalización en PwC.

Sin embargo, el informe muestra una gran contradicción: a pesar de la importancia que dan los directivos a la digitalización, no dedican los recursos financieros necesarios para abordarla. En el caso de España, sólo el 22% de las empresas encuestadas tiene previsto destinar en los próximos cinco años más del 5% de sus inversiones totales a la digitalización. La cifra está en línea con la media de la UE, pero por debajo de la de sus homólogos de países nórdicos, que piensan emplear entre el 42% y el 50% de su inversión al ámbito digital. «Hay un gap importante entre la importancia que se le otorga a la digitalización y el dinero que se destina. El motivo es que las empresas no saben bien cómo hacerlo, no ven claro qué van a obtener a cambio, no tangibilizan el retorno de la inversión», reflexiona Clotet.

El estudio también menciona que influye la excesiva dependencia que tienen las compañías medianas europeas y españolas de los recursos propios a la hora de financiar sus procesos de digitalización. Así, el 75% de las medianas empresas españolas recurrirá a recursos propios, mientras que sólo un 8% tiene previsto acudir a los mercados de capitales o al private equity.

A nivel europeo, las empresas de servicios financieros (85%), energía (77%), salud (71%), transporte (69%), distribución (66%) y servicios (65%) se sitúan a la cabeza a la hora de resaltar la importancia de la digitalización en su viabilidad futura.

Tecnologías esenciales

Además, el estudio muestra la relevancia que otorgan las medianas empresas europeas a las ocho tecnologías que, según PwC, son esenciales en estos momentos: inteligencia artificial, impresión en 3D, realidad aumentada, blockchain, Internet de las Cosas, robótica, realidad virtual y drones. En el caso de las empresas españolas, el ránking de tecnologías está liderado por Internet de las Cosas (el 63% de los encuestados considera que es una tecnología muy relevante), robótica (46%), inteligencia artificial (34%) y realidad virtual (30%).

A pesar del debate actual alrededor de la inteligencia artificial, ésta no es la tecnología más relevante ni para la empresa mediana española ni para sus homólogas europeas. «Nos falta ver proyectos que de verdad sean inteligencia artificial. Es difícil que las pymes estén en la avanzadilla cuando hablamos de tecnologías muy innovadoras. Les resulta más fácil adoptar aquello que pueden implantar, que pueden ver y tocar», explica Clotet.