Así lo cuantifica un estudio elaborado por la patronal PIMEC

Otro dato a tener en cuenta es que cada mantero le cuesta anualmente a la hacienda municipal unos 1.400 euros. Es el dinero que deja de cobrar el ayuntamiento por licencias municipales o por ocupación de la vía pública, por ejemplo

FALTA DE VOLUNTAD POLÍTICA

Desde PIMEC Comercio, su presidente, Alex Goñi, denuncia la falta de voluntad política para acabar con este fenómeno del top manta que «está perjudicando y mucho», añadía, al pequeño comercio. En declaraciones a COPE Goñi también lamentaba la permisividad del consistorio con esta actividad ilegal, y en cambio, que se mire con lupa a los comercios que cumplen sus obligaciones legales y tributarias. «El ayuntamiento tiene una vigilancia extrema en que si has pagado un metro, no te pases un metro y medio, porque encima te viene una multa. Y una multa de mi o dos mil euros, que en pequeños comercios,  pequeños bares y floristerias, afectan muchísimo. Y por otro lado, ves que hay una permisividad a un grupo enome de productos y ventas ilegales, y nos encontramos indefensos», explicaba el presidente de PIMEC Comercio.

Goñi pide más implicación del ayuntamiento, pero también cree que todas las administraciones deberían llegar a un acuerdo y elaborar un plan conjunto de actuación para controlar mucho más todo el proceso que implica la venta ilegal, es decir, la fabricación de productos falsificados, su transporte, su distribución y almacenaje.
Fuente: COPE