La compañía española Beabloo asegura que la análitica en el retail tiene como uno de sus principales focos dotar de información al personal para ofrecer una mejor experiencia de compra y una atención personalizada. Por ello, ha enumerado cuáles serán las tecnologías que se implementarán en la tienda del futuro.

En primer lugar, la introducción de herramientas como la cartelería digital, que integran sensores de visión o análisis Wi-Fi con soluciones basadas en la inteligencia artificial (IA), permitirán recolectar y analizar un gran flujo de datos agregados sobre los clientes en la tienda, en tiempo real.

“La cartelería digital es la plataforma perfecta para explotar el potencial de la inteligencia artificial puesto que permitirá al retailer conocer los perfiles y hábitos de los clientes, y optimizar y automatizar procesos alcanzando la personalización”, remarcan desde Beabloo.

La interacción móvil, o mobile engagement, ha dado lugar a un nuevo concepto de comercio que predominará en el futuro: el comercio móvil

Asimismo, los asistentes de voz inteligentes o chatbots serán otra de las grandes soluciones que incorporarán las tiendas del futuro. Esta tecnología se sirve de la cartelería digital para interactuar con los clientes. Además, equipados con IA, los asistentes virtuales son capaces de actuar conforme a las peticiones del cliente.

La interacción móvil, o mobile engagement, ha dado lugar a un nuevo concepto de comercio que predominará en el futuro: el comercio móvil o m-commerce. Según Software Advice, el futuro del comercio se caracterizará por la interacción del cliente con su smartphone, asegurando que más del 77% de los clientes de entre 18 y 44 años usa el móvil para buscar servicios más de una vez al mes.

Esto ha generado la necesidad de un modelo omnicanal que diluya la división entre el mundo online y offline, por lo que los establecimientos del futuro incorporarán herramientas que permitan comunicarse con los smartphones de los clientes.

Un ejemplo de ello son los beacons, unos dispositivos instalados en las tiendas que envían información personalizada y en tiempo real directamente al móvil del cliente. De esta forma, a través de los datos extraídos, el cliente podrá recibir información personalizada a través de la aplicación de la tienda o de los códigos QR escaneables incorporados en las pantallas de cartelería digital dentro del establecimiento.

Fuente: revistainforetail.com