Así vive el consumidor en la nueva era del comercio

Cambia el equilibrio de poder entre marcas y clientes

 

El 31% de los distribuidores tiene dificultades para lograr una experiencia física y digital fluida, a pesar de que la nueva era del retail exige omnicanalidad para conectar exitosamente con las audiencias.

Así lo revela el ‘Informe de tendencias de consumo en retail 2019’ elaborado por Geoblink, que ha analizado las tendencias de gasto de los consumidores en Madrid, Barcelona y Valencia. Según sus resultados, el sector de la distribución alimentaria sigue creciendo en el segundo trimestre del año, con un aumento interanual en el gasto total en la categoría del 8%.

De las tres ciudades analizadas, Valencia sale victoriosa con un 12% de aumento en la categoría, cinco puntos por delante de Madrid y Barcelona, que empatan con un crecimiento de un 7%. A pesar de este aumento, la caída en el ticket medio ha sido transversal en las tres ciudades. Según el informe, los datos apuntan a que las cadenas de distribución están atravesando un proceso de replanteamiento de sus estrategias y bajando los precios.

El 31% de los distribuidores tiene dificultades para lograr una experiencia física y digital fluida

«Hoy en día los consumidores no solo demandan precios competitivos, sino que también buscan variedad y sostenibilidad: productos locales, ecológicos, ingredientes alternativos, entre muchos otros», recuerda el estudio. Además, ir de compras ya no significa un mero trámite, sino la posibilidad de vivir una experiencia completa en la que el servicio al cliente, la incorporación de nuevas tecnologías y la eficiencia en los procesos son fundamentales.

Todos estos factores influyen directamente en el consumo general, pero no se pueden ignorar datos como el tráfico peatonal, los aspectos demográficos de la población o la renta media disponible, entre otros criterios, a la hora de evaluar el desempeño de los diferentes competidores. Por ello, el estudio ha tomado como referencia a tres tiendas de cadenas diferentes (Carrefour, Lidl y Aldi) en Madrid para analizar cómo influyen estos datos en las ventas de un establecimiento.

A continuación, ha comparado información para descubrir cuál de las tres ubicaciones tiene mayor potencial de venta, teniendo en cuenta los datos mencionados anteriormente, en el segmento de calle donde se encuentra la puerta del local.

Carrefour, ganador en tráfico peatonal
El ganador absoluto a la hora de hablar del tráfico peatonal en estas tres ubicaciones es Carrefour, con más del doble de peatones medios diarios por la puerta del local que sus competidores.

Un factor clave puede ser que, de las tres áreas, éste está ubicado en la zona con mayor cantidad de bares y restaurantes, además de conectar con dos partes importantes de la ciudad: el barrio de Salamanca y Chamartín. El estar en una zona comercial, cerca de otros retailers y puntos de interés, podría ser un factor clave a la hora de atraer gente al supermercado.

El sector de la distribución alimentaria sigue creciendo en el segundo trimestre del año, con un aumento interanual en el gasto total en la categoría del 8%

Este establecimiento concentra la mayor parte de su tráfico peatonal entre las 13:00 y las 20:00 horas, obteniendo un 44% del mismo durante esta franja horaria. Por otro lado, los días entre semana son clave en su captación de clientes, ya que al ser una zona de oficinas, en estos días el tráfico peatonal es 4,4 veces mayor que durante el fin de semana.

Al comparar el potencial de las tres ubicaciones, se observa que el gasto total descendió significativamente en la zona de Lidl y de Carrefour (-12,70% y -11,50%, respectivamente.) Paralelamente, se ha analizado el ticket medio en las tres zonas resultando que en el segundo trimestre de 2019 éste también bajó, fluctuando entre un 10% y un 14%. A pesar de eso, el número de transacciones ascendió, viéndose reflejado en un crecimiento en la categoría de supermercados en las zonas de Lidl (2,10%) y Aldi (1,28%).

Por lo tanto, se deduce que las personas que visitaron estos supermercados realizaron compras de menor importe, pero más a menudo, logrando un pequeño crecimiento para la categoría y dando una oportunidad al canal impulso en cada visita. En el caso de Carrefour, si bien el número de transacciones en la zona también aumentó, éstas no fueron suficientes para alcanzar el gasto realizado en esta zona durante el segundo trimestre de 2018.

Fuente: Revista Inforetail

AGECU