Estar activos desde 1970 o tener elementos de interés patrimonial, entre los requisitos para acceder a las ayudas

Los diez comercios que propone el Ayuntamiento de Ciutadella se sitúan en el centro histórico del municipio.

Los municipios de Menorca tienen la oportunidad de distinguir determinados establecimientos para que entren a formar parte de la «Red de Emblemáticos» que la Dirección General de Comercio del Govern, a través de Instituto de Innovación Empresarial de las Illes Balears (IDI), ha empezado a elaborar.

Para formar parte del proyecto, los comercios o negocios locales deben cumplir una serie de condiciones que, el director general de Comercio, Miquel Piñol, resume en «tener cierta actividad, continuidad y cierta implicación real con el tejido comercial».

Así, los ayuntamientos, y en concreto los concejales de las áreas de Comercio, han recibido ya una carta con la que se pretende iniciar el proceso de catalogación. En esta primera fase, deben rellenar un formulario identificando a los comercios susceptibles de considerarse emblemáticos, antes del próximo 15 de noviembre.

Una vez identificados y constituida la citada red, la Dirección General de Comercio llevará a cabo diferentes actuaciones, como abrir una línea específica de ayudas para fomentar su supervivencia. «Se podría ayudar a aquellos comercios más complejos a nivel arquitectónico, por su antigüedad, que necesitan ser rehabilitados», ejemplifica Piñol. O por otra parte, impulsar acciones de promoción como crear una señalización especial y elaborar rutas turísticas para visitar los comercios. «Todo en función de las necesidades que detectemos mientras se realiza esta especie de catálogo», remarca.

Condiciones

En cuanto a los requisitos, Piñol comenta que la iniciativa parte de un artículo de la Ley del Comercio que propone «intentar catalogar los comercios emblemáticos sin especificar el significado de emblemático».

Por este motivo, los requisitos son, ahora mismo, flexibles y se determinarán en función de las propuestas que presenten los municipios. «La campaña acaba de empezar y cuando recopilemos las características comunes, lo traduciremos en un listado con requisitos más concretos», expone Piñol. A priori, el Govern propone tener la misma actividad desde 1970, llevar a cabo un oficio singular o tener elementos tangibles de interés patrimonial, aunque también tendrá en cuenta los negocios de más de 50 años que, aunque no cumplan con estos requisitos, sean generadores de identidad.

El modelo de ficha que debe rellenarse con los comercios que aspiran a formar parte la red (y que ya ha sido mandada a los ayuntamientos) pide, entre otras cuestiones, la actividad desarrollada, el año de apertura, fecha de construcción del edificio, si está protegido o, incluso, una breve descripción que incluye cuestiones como si el local es importante para el municipio, si representa un punto de encuentro, su historia u otros elementos a destacar por su valor histórico. El objetivo, recuerda Piñol, es «promover este tipo de comercios no solo por su carácter comercial, sino también por su valor patrimonial tanto físico como de identidad».

A través de la iniciativa, también se busca, añade, «favorecer el comercio y consumo de proximidad y reforzar su promoción», ya que, en definitiva, «es lo que hace realmente municipio».

Fuente: Menorca.info