La reconversión de oficinas o viviendas en uso turístico suma 116 proyectos hasta 2021

Hoteles lujoPulsar para ampliar el gráfico
Belén Trincado / Cinco Días

La reconversión inmobiliaria de todo tipo de inmuebles en hoteles no cesa en España. Si desde 2017 se han desarrollado 148 nuevos establecimientos partiendo de edificios de oficinas, industriales o residenciales, la consultora Colliers prevé que se sumen 116 proyectos anunciados con apertura en 2020 y 2021, según un informe presentado ayer por la firma inmobiliaria.

Por ciudades, desde 2017 y hasta 2021, Barcelona sumará 1.233 habitaciones (el 28% de 4.392 plazas) proveniente de proyectos de reconversión de edificios en hoteles. Le sigue Madrid (25,6%), Sevilla (14,8%), Valencia (7,2%) y Bilbao (7,1%).

La tipología de activos más reconvertidas a uso turístico, son los edificios de viviendas (67%), las oficinas (20%), equipamientos (5%) y comercial (5%). Por ejemplo, el Four Seasons de Canalejas ocupará la histórica sede de Banesto. El 40% de las habitaciones, por su parte, corresponde a hoteles de máxima categoría (cinco estrellas), frente al 4% que representan estos establecimientos en el actual parque hotelero.

“La creciente demanda de plazas hoteleras en centros urbanos, la tendencia de bancos y grandes empresas a deslocalizarse de las zonas más turísticas, así como la flexibilidad en la adaptación de los edificios de oficinas a uso turístico, son factores que han determinado el incremento de este tipo de reconversiones”, señala Miguel Vázquez, managing director de hoteles de Colliers International. “Para el propietario del activo de oficinas, la reconversión a hotel es una clara oportunidad de crear valor a partir de edificios con un bajo rendimiento del uso de oficinas pero con localizaciones muy atractivas de cara a uso turístico”, concluye.

Desde Colliers se explica que el turismo en España, que históricamente ha sido vacacional, está viendo progresivamente un mayor crecimiento de su segmento urbano. «Esta tendencia, se ve reforzada en el caso de las grandes ciudades, por la entrada de operadores internacionales de primer nivel, que no solo permiten posicionar estos destinos a nivel internacional, sino que resultan claves para el crecimiento del precio medio de la plaza, lo que incide directamente en una mejora de los resultados», se detalla en el documento de la consultora.

Todo ello, unido a la falta de suelo en el centro de las ciudades, ha derivado en la búsqueda por parte de inversores y operadores hoteleros de activos muy céntricos para su reconversión.