Economía prevé convocarlas este año, tras la parálisis registrada en el 2019

 

La mayoría de los centros comerciales abiertos (CCA) de Córdoba, al igual que los del resto de provincias andaluzas, están temiendo por su continuidad como ente asociativo y dinamizador del pequeño comercio local si la Junta no reanuda su línea de subvenciones para la creación y consolidación de estos centros, que de momento está paralizada tras la última convocatoria correspondiente al 2018, aunque las previsiones de la Consejería de Economía competente en la materia son reanudar las mismas a lo largo de este año.

En concreto, en la provincia de Córdoba existen 8 CCA reconocidos como tal por la Junta: Centro Córdoba y Viñuela en la capital, más los centros comerciales Eliossana de Lucena, Pozoblanco Ciudad de Compras, Cabra, Montilla, Montoro y Puente Genil; que ante la paralización de las ayudas de la Junta están previendo o sufriendo ya, en mayor o menor medida, problemas para mantener su estructura y el nivel de actuaciones que venían desarrollando hasta hace un par de años.

 Así, desde el CCA de Pozoblanco, que fue el primero en ser reconocido en Córdoba en el 2010, se expresa el temor de que la entidad pueda desaparecer si la Junta «mantiene su postura de no ayudar económicamente a estos centros», según indican fuentes del mismo.

En esta línea, el presidente de Centro Córdoba, Manuel Blasco, también se hace eco de la incertidumbre existente entre muchos CCA, aunque en el caso de este centro cordobés pocas veces han concurrido a la convocatoria de ayudas de la Junta por cuestiones diversas, ya que funciona sobre todo gracias a la ayuda del Ayuntamiento de Córdoba.

Con todo, Manuel Blasco recuerda que ya el partido de Ciudadanos -del que depende la Consejería de Economía, competente de estas ayudas- indicó que su apuesta iba a ser por la digitalización del comercio, «lo cual es una aberración, porque si bien es importante la digitalización, no deberían abandonarse los CCA, por cuya consolidación se ha luchado mucho».

De igual manera, desde la asociación Viñuela se afirma que de no reanudarse las ayudas de la Junta, «para nosotros sería difícil mantener el CCA», en palabras de su presidente, Manuel Calvo, que confía en que la Consejería reanude esta línea de subvenciones a lo largo de este año.

En esta línea, el presidente de la Federación Provincial Comercio Córdoba, Rafael Bados, resalta el importante papel de estas ayudas para los CCA y demanda a la Junta «que se pongan en marcha en cuanto antes y no se demoren más en el tiempo», así como que continúen los mismos requisitos para su concesión como hasta ahora.

Respecto a la posible reanudación de estas ayudas y la incertidumbre reinante entre los CCA, el delegado provincial de la Consejería de Economía, Ángel Herrador, respondió ayer que el 6º Plan Integral de Fomento del Comercio Interior de Andalucía 2019-2022 «da un trato reforzado a los CCA, marcando como prioridad una especial atención a las acciones de promoción y dinamización dirigidas al fomento de estos centros o figura análoga». En la actualidad, la Consejería trabaja en la modificación de la orden de ayudas a los CCA y tiene la intención de volver a sacar una convocatoria a lo largo de este año. Herrador recuerda que la Junta «viene apoyando desde el primer día al comercio andaluz».

Con todo, buena parte de los centros de la provincia participará el próximo día 20 en una convocatoria de la Federación de CCA de Andalucía en Ronda (Málaga), en la que se defenderá el fomento de este tipo de centros, entre otras peticiones.

NOTICIAS RELACIONADAS