El grupo de distribución quiere potenciar un negocio que mueve 3.000 millones de euros en España y que están impulsando Mercadona,Carrefour, Dia o Lidl.

 

Movimiento de calado en el sector de la alimentación en España. El Corte Inglés y Deliveroo ultiman un acuerdo para que la firma especializada en distribuir comida de restaurantes reparta la oferta de comida preparada del grupo de grandes almacenes. La alianza no está todavía cerrada, pero sí muy avanzada y se da casi por hecha, aseguran fuentes conocedoras de los contactos.

Tanto es así que hoy mismo ambas empresas iniciarán una prueba piloto del servicio. El lugar elegido es el gran almacén de ElCorte Inglés de Sanchinarro, en Madrid, cuya oferta de comida preparada va a empezar a ser repartida por los riders de Deliveroo. La prueba será clave para afinar el servicio tanto por la parte del distribuidor como del repartidor. «No es lo mismo dar el servicio desde un restaurante que desde un supermercado», indica un experto en el sector.

El objetivo, no obstante, es que la prueba termine con un acuerdo sellado y con la extensión del servicio a todas las ciudades de El Corte Inglés donde tiene presencia Deliveroo.El encaje es casi perfecto. La plataforma tecnológica ofrece ya el reparto de comida en 70 ciudades españolas, donde trabaja con cerca de 7.500 restaurantes, y espera superar las 90 localidades en 2020. Su presencia se concentra además en los grandes núcleos urbanos del país, precisamente los mismos donde se sitúan los 91 grandes almacenes de El Corte Inglés.La situación de estos en el centro de las ciudades facilita además que la logística del envío pueda hacerse mediante riders.

La oferta de platos preparada de El Corte Inglés es una de las más amplias de España con más de una treintena de opciones que incluyen entrantes, ensaladas, carnes, pescados, arroces, pastas o postres, entre otros. El grupo ofrece también comida para llevar en Hipercor. Todos sus formatos, incluidas sus tiendas de proximidad Supercor, tienen además platos refrigerados o congelados.

La comida preparada es una tendencia al alza en España -ver información adjunta- que todos los grandes distribuidores están potenciando en sus establecimientos.La alianza con Deliveroo supone una apuesta del grupo de grandes almacenes por diferenciar su oferta de la competencia. Y lo mismo ocurre en el caso de la compañía de delivery, que reacciona así a la alianza de Glovo con Carrefour, dando un paso que venía anunciando hace meses. «Tiene toda la lógica. Es algo que está en nuestro radar y esperamos firmar acuerdos porque es una oportunidad tremenda», señaló Gustavo García Brusilovsky, director general de Deliveroo en España, en una entrevista con EXPANSIÓN en abril de 2019.

Competencia al alza

Carrefour fue el primer distribuidor en dar un paso adelante en este sentido. El grupo francés anunció en julio de 2019 un acuerdo con Glovo en cuatro países -España, Italia, Argentina y Francia- para

repartir a domicilio pedidos online en menos 30 minutos.

La alianza se inició en el mercado nacional en Sevilla y Valencia, dando al cliente la opción de elaborar una cesta de con hasta 2.500 artículos, aunque el servicio se extendió en diciembre a otras 11 ciudades -Madrid, Barcelona, Bilbao, Valladolid, Palma, Granada, San Sebastián, Córdoba y Alicante- y un total de 60 establecimientos.

El sistema es el siguiente:la compra se realiza en la plataforma de Glovo, los pedidos se elaboran en la red Market, City y Express de Carrefour y los repartidores de Glovo los recogen en las tiendas y los entregan al cliente.

La alianza entre El Corte Inglés y Deliveroo no abarcará toda la cesta de la compra, sino que se limitará en principio la comida preparada.Precisamente, hace menos de dos semanasLidl irrumpió en este negocio en España con su línea Listo para comer, compuesta por 14 platos a precios muy competitivos.

Mercadona, el líder del sector en España, lanzó este mismo servicio a mediados de 2018 con un surtido formado por 40 platos.Se espera que el grupo de distribución informe de la evolución de este negocio en su presentación de resultados de marzo, aunque su previsión es que este servicio alcanzara los 250 establecimientos en 2019.

Otro grupo que ha potenciado esta línea de ingresos es Dia, que ofrece menús listos para comer en sus 74 tiendas bajo el formato de conveniencia Dia&Go.