Saltar al contenido

Extremadura: El nuevo plan de dinamización del pequeño comercio ampliará las ayudas y la simplificación burocrática

La Junta de Extremadura pondrá en marcha un Plan Integral de Comercio de Proximidad 2020-2023 con el fin de mejorar y adaptar los programas de ayudas a las nuevas necesidades del sector. Cabe destacar que cerró 2019 con 12.135 pequeños comercios, un 1,02 % más que en 2018 pero «muy alejados» de los 13.835 de hace una década.

Así lo ha reconocido el secretario general de Economía y Comercio, Antonio Ruiz, en la Comisión de Economía, Ciencia y Agenda Digital de la Asamblea de Extremadura, en la que ha comparecido a petición propia para informar sobre las medidas desarrollas para este sector en la pasada legislatura y avanzar nuevas líneas de actuación.

En concreto, ha precisado que se revisarán los decretos existentes para una mayor simplificación administrativa y adecuación a las necesidades del sector, evitando así desistimientos y consiguiendo un mayor nivel de ejecución.

La intensificación de las campañas de promoción del pequeño comercio, más allá de la época navideña, es otra de las líneas en las que se está trabajando con la previsión de aumentar, de 20.000 a 200.000 euros anuales, el presupuesto destinado a este fin.

Además se intensificará la formación en digitalización comercial y se implementará una nueva línea de ayudas para la dinamización del comercio rural a través de las ferias comerciales, en este caso con un incremento de 200.000 euros sobre los 300.000 ya consignados en 2019.

Programas en marcha

Por otra parte ha destacado que la Junta de Extremadura ha puesto a disposición del comercio de proximidad un total de 31,27 millones de euros desde 2016 y ha anunciado que el presupuesto en 2020 asciende a 7,26 millones de euros, lo que supone un incremento del 12 por ciento frente a 2019, y un 46,14 por ciento más respecto a 2016.

En materia de formación, ha precisado que más de 1.200 comerciantes se han beneficiado del programa desarrollado en el periodo 2015-2019, que ha contado con una dotación de más de 955.000 euros.

En cuanto al acompañamiento a la inversión, las ayudas para la mejora de la competitividad del pequeño comercio han propiciado inversiones superiores a los 18,3 millones de euros en los últimos cinco años.

Plan de franquicias y asociacionismo 

También se ha puesto en marcha un plan específico de franquicias en 2018, de manera que se han concedido ayudas a 19 solicitudes presentadas en 2019 por un importe superior a 127.000 euros, y se han solicitado otras 19 en la convocatoria 2020, cifras «muy superiores» a las de los cinco años anteriores.

Asimismo el año pasado se crearon las ayudas específicas para el fomento del asociacionismo comercial, concedidas a las seis que las solicitaron.

Entre las medidas puestas en marcha para activar el consumo y la visibilidad del comercio tradicional, Antonio Ruiz ha resaltado las ayudas para la realización de proyectos de animación comercial, «que desde la incorporación de los gerentes dinamizadores en 2019 ha experimentado una apreciable subida hasta la cifra de 41 proyectos».

Con esta nueva medida un total de veintiún ayuntamientos cuentan con un gerente para la dinamización, que se han agrupado en una red territorial para compartir experiencias y poner en común problemas y propuestas de mejora.

Otra de las medidas citadas por el secretario general han sido las ayudas a la reforma, modernización y rehabilitación de los mercados de abastos, con un total de veinticinco ayuntamientos beneficiarios con una inversión aprobada superior a 3.709.000 euros. En 2020 está prevista una nueva convocatoria dotada con cerca de 1,2 millones de euros.

Por último, la presente convocatoria de las ayudas para el desarrollo de proyectos de comercio electrónico y TIC ha contado con una dotación de 1.822.000 euros, que supera en 60.000 euros a la primera y espera duplicar las 600 solicitudes recibidas en la misma.

Fuente: El Diario

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos