La Ucayc y la Cámara de Comercio respaldan al Ayuntamiento en la apertura de la campaña de subvenciones a los comerciantes

El concejal de Promoción Económica, Manuel Campa, presentó ayer la nueva línea de créditos participativos que gestiona la Sociedad de Desarrollo de La Curtidora para facilitar la actividad en locales comerciales que se encuentren cerrados. Es la primera iniciativa de este tipo en España y ha generado un importante interés, hasta el punto que desde diferentes ciudades como Huesca o Cádiz se han dirigido al Ayuntamiento para recibir información sobre la convocatoria. Los representantes de la Unión de Comerciantes y la Cámara de Comercio respaldaron ayer al gobierno municipal en la presentación.

La nueva línea de créditos se dirige a los empresarios que inicien una actividad comercial en un local que se encontrase cerrado. El préstamo puede alcanzar los 20.000 euros, con un tipo de interés del 3,5% y una carencia de 24 meses. El plazo de amortización es de siete años y la única garantía exigida es la viabilidad del proyecto y la experiencia en la gestión empresarial. Actualmente La Curtidora dispone de medio millón de euros para financiar estas solicitudes.

Además, el Boletín Oficial del Principado publicó ayer el inicio de dos líneas de subvenciones que se podrán gestionar hasta el próximo 31 de marzo. Se trata de las ayudas para el inicio de la actividad y la expansión comercial, que se ha recuperado este año.

La primera permite que los empresarios que iniciasen su actividad el pasado año reciban ayudas que alcancen un máximo de 2.000 euros para afrontar los gastos de inicio.

El apoyo a la expansión comercial se dirige a las empresas avilesinas que tengan menos de diez años de experiencia y busca respaldar su presencia en ferias profesionales que no sean multisectoriales. Las ayudas pueden alcanzar un máximo de 2.000 euros por feria.

Las ayudas al comercio no terminarán aquí. Desde la Unión de Comerciantes (Ucayc), su secretario técnico, José Antonio Álvarez, lanzó la idea de intervenir en los locales cerrados decorando su exterior o utilizando el escaparate para generar una imagen de continuidad comercial que dinamice la ciudad. Es una técnica que habitualmente utilizan los centros comerciales.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Comercio Interior, de la Cámara de Comercio Daniel González, destacó como «se está produciendo un regreso al centro de las ciudades de las grandes firmas comerciales, incluso Amazon está abriendo tiendas físicas», recordando que estas grandes marcas siempre hacen un efecto dinamizador de la actividad comercial.

Fuente: El Comercio