Los establecimientos comerciales de la ciudad buscan alternativas de venta a través de internet o atendiendo pedidos por teléfono

La agencia de diseño web burgalesa Difadi ha puesto en marcha la iniciativa ‘BurgosEnCasa‘, un market place con el que buscan impulsar el comercio burgalés durante la crisis sanitaria por el Covid-19. A través de esta página web, los comerciantes de la ciudad promocinan y ponen a la venta sus productos para que los ciudadanos puedan continuar comprando desde sus casas.

Esta iniciativa solidaria, desarrollada por Difadi en colaboración con la agencia de marketing Geotelecom, pretende ayudar en tiempos de crisis a las familias y negocios locales de la ciudad, así como a los ganaderos y agricultores que trabajan directamente con las tiendas donde se proveen estos productos. De esta forma, los ciudadanos burgaleses podrán seguir adquiriendo productos desde sus casas durante el periodo de cuarentena, recibiendo después su compra en su domicilio.

En la web, los usuarios podrán encontrar productos de todo tipo, pasando por alimentación, deportes, juguetes e incluso productos para mascotas. Para efectuar el pago, los clientes abonarán su compra mediante el uso de tarjeta o paypal, que será transferido automáticamente al negocio. Además, cada negocio se hará cargo del envío y de acordar con el cliente la entrega.

'BurgosEnCasa' para ayudar al comercio local y las familias‘BurgosEnCasa’ para ayudar al comercio local y las familiasEl comercio se reinventa. La situación actual por el coronavirus ha llevado al pequeño comercio a reinventarse para poder seguir ofreciendo sus productos mediante el uso de las nuevas tecnologías o atendiendo pedidos por teléfono, a fin de seguir abasteciendo a la ciudadanía que permanece en sus domicilios por el estado de alarma.

Desde la Asociación de Concesionarios del Mercado Norte de Burgos, los distintos establecimientos de frutería, pescadería o carnicería han puesto a disposición de los ciudadanos burgaleses sus teléfonos de contacto, desde donde recogen los pedidos, que después les son entregados en sus domicilios.

Por su parte, la empresa burgalesa Arcecarne trabaja en una página web y en una aplicación móvil a través de la cual los usuarios pueden realizar sus pedidos y recibirla en sus domicilios.

Fuente: diariodeburgos.es