España se acerca a los 200 infectados por el coronavirus y la psicosis vivida en otros países tiene un cierto reflejo en los supermercados españoles. Os contamos la última hora.

Sanidad ha elevado (a mediodía del miércoles) a 193 los casos por coronavirus en España, entre ellos, tres niños, uno en Madrid y dos en Castilla-La Mancha, según ha informado en rueda de prensa el director del Centro de Coordinación de Alertas y de Emergencias Sanitarias, Fernando Simón.

A mediodía de este miércoles, Simón ha detallado que son 193 los casos positivos por coronavirus: 70 en Madrid, 19 en la Comunidad Valenciana -incluido el paciente fallecido-, 15 en Cataluña, 17 en País Vasco, 13 en Andalucía, 10 en Cantabria, 11 en Castilla y León, 7 en Canarias, 12 Castilla-La Mancha, 6 en Extremadura, 5 en Baleares, 3 La Rioja, 2 en Asturias y 3 en Navarra.

No obstante, las cifras siguen aumentando y el departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña ha comunicado que ya son 24 los pacientes afectados por el COVID-19 en esa comunidad. Las comunidades de Aragón, Galicia y Murcia y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla no han registrado ningún caso de Covid-19 desde que comenzó en cómputo de la epidemia.

Además, según informa El Correo, este miércoles por la tarde se confirmó la segunda muerte en España como consecuencia de este virus, un hombre de 82 años en el País Vasco. Se suma al hombre que murió en la Comunidad Valenciana el pasado 13 de febrero y cuyo fallecimiento por la enfermedad no fue comunicado hasta el día 3 de marzo porque el virus se detectó «tras la investigación retrospectiva».

Con estos datos sobre la mesa, la psicosis de los primeros días ha ido adquiriendo mayores magnitudes por momentos. Os hemos contado como, hace apenas unos días, Aecoc llamaba a la calma ante la situación de preocupación de los consumidores. La Asociación recordaba que en España aún no hay que tomar medidas especiales” y que “basta con aplicar las medidas de prevención habituales en cualquier otro proceso vírico”. Es decir, lavarse las manos con frecuencia, evitar viajar a las zonas de alto riesgo y recordar que las mascarillas son para el personal sanitario y para las personas que tengan o crean que tienen el virus para evitar que éste se propague.

La desinformación juega un papel importante a la hora de generar pánico, es cierto, pero también la falta de transparencia, los sesgos y las contradicciones alimentan esos temores.

Sin embargo, el estado de preocupación entre los consumidores es cada vez más elevado. La desinformación juega un papel importante a la hora de generar pánico, es cierto, pero también la falta de transparencia, los sesgos y las contradicciones alimentan esos temores.

Ante este combo, muchos consumidores han optado por llenar sus despensas con productos no perecederos en vista de la situación. Según un informe de Tiendeo, entre los productos con mayor incremento de búsquedas se encuentran la pasta (+76%), el aceite (+54%), las galletas (+87%), el arroz (+34%), el agua (+58%), las conservas (+15%) o los congelados (+8%). Además de la alimentación, productos básicos del hogar como el papel higiénico han visto duplicadas sus búsquedas en este portal.

Os hemos contado también cómo Mercadona y otros retailers se ha quedado sin stock de su gel desinfectante de manos. Este mismo miércoles, el diario El Correo nos revela cómo resulta ‘misión imposible’ hacerse con un gel desinfectante de manos en los supermercados vitorianos. Más estremecedoras son las situaciones que se han vivido en Italia y más recientemente en Nueva York, donde las compras de pánico se han extendido en los últimos días.

DE LA ESCASEZ DE PAPEL HIGIÉNICO A LAS MEDIDAS PROTECTORAS EN CENTROS COMERCIALES

Según informa el medio digital Financial Review,  la cadena de supermercados número uno en AustraliaWoolworths, decidió racionar la venta de papel higiénico debido al agotamiento de existencias motivado por el miedo al nuevo. El retailer ha señalado que la limitación a cuatro paquetes de papel higiénico por persona se aplicará “para garantizar que más clientes tengan acceso a los bienes”.

Por su parte, otros grandes supermerca­dos a lo largo del mundo ya han comenzado a duplicar la colocación de dispensadores de gel des­infectante en sus entradas y zona de lineales para prevenir la propagación del virus.

Como se suele decir, parece que en el término medio está la virtud. De ahí la «llamada a la calma»  en los últimos días de la directora de Salud Pública de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, que ha asegurado que es «irracional y desproporcionado» que se agoten las mascarillas y los geles desinfectantes por miedo al coronavirus.

Parece por lo tanto, razonable, hacer un llamamiento conjunto a no caer en el pánico sin olvidar tampoco incrementar las medidas de protección. El consumidor siempre es soberano y el miedo es libre, por lo que veremos cómo discurre esta crisis y el impacto final que tiene en el retail español. De momento tenemos el ejemplo de China, donde el virus está causando cambios significativos en las empresas y el comportamiento del consumidor especialmente en el comercio minorista, el sector más afectado junto al turismo en el país asiático.

Fuente: Foodretail.es