Según Cepyme, casi el 70% tiene previsto solicitar financiación

 

Los efectos del coronavirus están azotando a la economía española. Empresas paradas, aluvión de ERTE presentados, parón del consumo y muchas compañías tratando de adaptar el teletrabajo a su negocio. Ante este panorama, la patronal de las pequeñas y medianas empresas, Cepyme, ha presentado un estudio sobre la situación de estas compañías y qué futuro esperan.

El resultado muestra que el 96% de los consultados consideran que la crisis afectará de forma negativa o muy negativa a su negocio y esperan un empeoramiento de la economía para este año en casi 9 de cada 10 respuestas recogidas. No obstante, a pesar de la incertidumbre, más del 60% de las pymes consultadas ha manifestado su intención de mantener el empleo o incluso aumentarlo, aunque frente a esto el 37% sí que espera algún tipo de ajuste durante el primer semestre.

En cuanto a las medidas para hacer frente a esta situación, casi el 70% tiene previsto solicitar financiación. En lo que se refiere a medidas de adaptación de las empresas, destaca el teletrabajo, la reducción de actividad o los ERTEs, pero también recoge que casi un 13% se ha decantado por dar vacaciones a sus empleados, lo que pone de manifiesto que la indeterminación todavía permanece en parte de las empresas a espera de novedades en el transcurso de esta crisis temporal. Y, en el lado más negativo, un 15% aboga por el cese de actividad de su negocio. Asimismo, como medidas demandadas al Gobierno ante esta situación, las ayudas fiscales y las deducciones de las cotizaciones a la Seguridad Social se exponen como las más requeridas.

Sobre las medidas que podría adoptar el Gobierno, tres de cada cuatro consultados creen que lo que más les perjudicaría sería una subida de impuestos (75,3%), mientras que un 37,8% cree más perjudicial la subida del salario mínimo interprofesional (SMI).

Preguntados sobre cuáles serían las principales medidas que el nuevo Gobierno debe adoptar para crear empleo y mantener el crecimiento económico de los últimos años, las pymes ven beneficioso una reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social (82,2%) y una bajada del Impuesto de Sociedades (59,8%) o del IRPF (56%).

En una rueda de prensa para presentar estos datos, el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, ha remarcado que estas cifras dependerán del espacio temporal que dure la crisis y ha hecho hincapié en que las pymes necesitan tiempo. Además, ha remarcado que las empresas pretenden no despedir, sino «hibernar y mantener la actividad».

No obstante, ha puesto de relieve las dificultades que están teniendo las empresas, sobre todo las pymes, a la hora de presentar los ERTEs por la burocracia que existe.

Sobre los avales financieros, ha señalado que las entidades financieras han mostrado buena predisposición, pero que se necesita que estos préstamos se pongan ya en funcionamiento y se acorte la burocracia para las pymes, porque «no pueden esperar 30 días para tener un circulante que necesitan ya».

Fuente: ABC