El Ayuntamiento de Madrid aprueba una rebaja de impuestos para el pequeño comercio, ocio y hostelería

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este jueves una rebaja fiscal de 63 millones de euros para paliar los efectos económicos del coronavirus que correrá a cargo al presupuesto de 2020. Aunque el Gobierno de la capital ha reiterado su petición al ejecutivo de Pedro Sánchez para que flexibilice la regla de gasto para no tener que amortizar deuda de forma anticipada, ésta no se incumplirá.

 

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, había asegurado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno que esta rebaja fiscal, en el IBI y el impuesto de actividades económicas, solo se podrá acometer con el visto bueno del ejecutivo de Pedro Sánchez: «Solo la vamos a poder acometer si no nos la para el Gobierno de la nación, tiene que flexibilizar sí o sí la regla de gasto. Es fundamental que el dinero esté en la sociedad».

«El Gobierno de la nación puede elegir si quiere ese dinero en los bancos, pagando una deuda de forma anticipada que nos sale costosa», ha señalado Villacís.

Tras la rueda de prensa, desde Cibeles se ha rectificado a la vicealcaldesa. «Nuestra intención siempre es cumplir con los objetivos de estabilidad», han señalado fuentes municipales después de que, desde el equipo de Villacís, aclarasen que la vicealcaldesa no había dejado «claro» que lo que pedían era flexibilizar la regla de gasto.

Rebaja de impuestos

El Consistorio madrileño comienza este jueves a tramitar la rebaja fiscal de un 25 % tanto en el impuesto de bienes inmuebles (IBI) como en el de actividades económicas (IAE) a los pequeños comercios y negocios de ocio y hostelería a los que el virus ha obligado a cerrar la persiana.

Para otorgar estas ayudas, de 63 millones de euros, el Consistorio exigirá que se mantenga el empleo, aunque a fecha de 31 de diciembre, teniendo en cuenta que entretanto se puedan producir ERTES.

Además, el Consistorio madrileño ha aprobado una moratoria al pago de los siguientes recibos para que por el momento no sea necesario abonar los impuestos «que vencían ahora» sin devengar intereses de demora para no «recaudar de gente que no está ingresando».

Fuente: madridesnoticia.es

AGECU