Saltar al contenido

Listas de espera para la compra online del súper

La mayoría dan prioridad a las personas que no pueden salir a la calle, mayores, embarazadas y a aquellas que están en cuarentena

 

El confinamiento derivado de la crisis del coronavirus ha obligado a los supermercados a multiplicar como nunca antes la actividad en tiendas y almacenes y ha dilatado los plazos para la entrega de la compra online. Muchos españoles están optando por pedir la compra a través de Internet, pero la capacidad de las tiendas para, de repente, cubrir bien este pico de demanda inusitada es limitada y muchas cadenas, o han suspendido este servicio porque no lo pueden ofrecer con garantías o están dando prioridad a las personas que verdaderamente no pueden salir a la calle.

El ecommerce ha crecido en estas semanas un 13% y la facturación de los supermercados, más de un 9%, según los últimos datos de la consultora. Nielsen. Todas las cadenas aprobaron la semana pasada medidas de seguridad en sus tiendas (control de aforo, reducción de horarios…).

También se han reforzado sus servicios de venta online para poder abastecer a todas las personas que hacen su compra desde casa. Carrefour da prioridad a las personas que no pueden salir a la calle, personas mayores, embarazadas y a aquellas que están en cuarentena, según confrman.

Al acceder a la pagina web, el cliente tiene que especificar si se encuentra dentro de uno de estos grupos. De esta manera, se dará prioridad en las compras a los colectivos vulnerables. Para el resto de clientes, los tiempos de espera se han dilatado y pueden ser de semanas, dependiendo de la zona.

PREPARACIÓN DEL PEDIDO

El problema está en que muchas cadenas de supermercados preparan los pedidos online en las propias tiendas, con los productos disponibles en los estantes de las mismas. Como los establecimientos están tan saturados estos días no se puede dar un servicio con normalidad.

Mercadona ha suspendido la compra online porque, explican, en estos momentos nio se pueden comprometer a hacer nuevas entregas.

En Valencia y Barcelona Mercadona reparte desde las llamadas «colmenas», que son almacenes específicos donde se preparan los pedidos que entran por este canal. Estas colmenas están dando servicio, lo que ocurre es que los tramos para entregar los pedidos se llenan más pronto de lo habitual.

La cadena Dia tiene también un almacén en Madrid donde prepara estas comandas. Este modelo de reparto sigue el modelo de Amazon y es más efectivo porque evita tener que tirar del stock de la tienda.

El Corte Inglés ha reforzado el servicio de Click&Car que permite la compra online o por teléfono, y la recogida del pedido en el aparcamiento del centro comercial elegido por el cliente. Este servicio da la posibilidad a los ciudadanos de no romper su aislamiento, ya que la recogida del pedido se realiza desde el propio vehículo del cliente.

La cadena Dia ha establecido un protocolo específico para sus repartidores del servicio online. La patronal de logística Uno denunció la semana pasada que podría haber roturas en la cadena de suministro si no se dota de elementos de seguridad sanitaria básica (guantes, geles, mascarillas…) a los empleados de logística.

Es decir, que de nada sirve que el servicio de compra online de un supermercado funcione de manera impecable si hay problemas con los repartidores que llevan el producto de las fábricas a las tiendas.

Al margen de las grandes cadenas, el pequeño comercio y muchos mercados de abastos también están prestando servicio de entrega a domicilio a través de plataformas como Glovo o Deliveroo.

Fuente: El Mundo

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos