Las principales cadenas de distribución toman medidas ante el repunte de los pedidos a través de Internet

Mercadona ha suspendido temporalmente el servicio de venta online en Madrid debido al repunte de pedidos. En su web de venta, la compañía que preside Juan Roig ha colgado el siguiente mensaje: «Debido a la gran demanda de pedidos que tenemos, no podemos garantizar dar un buen servicio. Por ese motivo temporalmente no vamos a realizar reparto en su zona».

Mensaje de la tienda online de Mercadona en Madrid avisando a los clientes de problemas en el servicio este miércoles.
Mensaje de la tienda online de Mercadona en Madrid avisando a los clientes de problemas en el servicio este miércoles.

El resto de las principales cadenas también registran alteraciones en su servicio. La web de Dia indica que «en este momento, el servicio online podría verse afectado debido al aumento de pedidos». La web de esta compañía no presenta franjas de entrega de los pedidos libres hasta el martes de la semana que viene para un código postal del centro de Madrid. Una portavoz de la compañía informa de que el servicio continúa operativo en Madrid y que se está reforzando para reducir los plazos. Además, se invita a los clientes que estén en condiciones de hacerlo a recoger los pedidos en la tienda.

Además, Carrefour ha colgado en su web un mensaje en el que explica a los clientes que priorizarán los envíos a «mayores, personas con movilidad restringida, discapacitados o personas en cuarentena» hasta las 00:00 horas del viernes. “Todos nuestros hipermercados y supermercados estarán abiertos en su horario habitual. (…) Trabajamos con nuestros colaboradores y proveedores para garantizar la disponibilidad de todos nuestros productos”, continúa el mensaje. Su sistema no tiene espacios de entrega libres hasta el viernes 20 de marzo.

Algo similar sucede con Alcampo, sin disponibilidad durante días para las entregas en Madrid. Un portavoz de la empresa afirma que las entregas comprometidas continúan en funcionamiento. “Puntualmente puede retrasarse la entrega del pedido y estamos trabajando para garantizar dicho servicio”, explicó a este periódico. El Corte Inglés tampoco tiene huecos hasta la semana próxima.

Esta situación también ha impactado en Amazon. La compañía no desvela datos sobre cómo se ha disparado la demanda en su tienda en España ni si tienen colapsado el servicio como consecuencia. Solo deja ver que la situación no es la habitual a través de un escueto mensaje en su web de Prime Now, su servicio de supermercado virtual, que suele ofrecer entregas en dos horas, informa Marimar Jiménez. “Debido al aumento de la demanda [de productos], la disponibilidad puede verse limitada”, dice el cartel virtual. El servicio tampoco ofrece una franja horaria para que el cliente escoja cuándo prefiere recibir su pedido. Sobre este punto, el servicio de Amazon, que ofrece productos de alimentación, bebidas y de higiene personal, entre otros, indica que “no hay ventanas de entrega disponibles”.

Fuente: Cinco Días