¿Cuál ha sido la evolución del retail en Italia desde que el pasado 23 de febrero se decretara el primer confinamiento de población? Este ha sido uno de los puntos a analizar en el webinar ‘El retail italiano ante el Covid-19’, organizado por el área de Retaill Knowledge de Aecoc, donde también se ha estudiado cuáles han sido las medidas de los grandes distribuidores frente al avance de la situación.

Según los datos facilitados por Nielsen, en las dos semanas posteriores a las primeras medidas de confinamiento las ventas en los supermercados crecieron un 11,7%. El portavoz de las consultoras IPLC Italy y Expertise on Field, Paolo Palomba, ha hecho referencia al efecto del irracional acaparamiento de productos como uno de los motivos de este incremento.

Por otra parte, ha destacado el aumento en compras de prevención y salud, como los productos de parafarmacia (+112%) y de artículos de higiene personal (+15%). Finalmente, Palomba destaca el impacto que ha tenido sobre el retail la caída de la restauración. “En Italia, la comida fuera de casa representa el 37% del consumo total de alimentación”, ha apuntado.

El análisis por semanas del consumo en Italia indica que, entre el 24 de febrero y el 1 de marzo, el incremento de ventas de los distribuidores fue del 12,2%, mientras que la subida se quedó en un 11% para la semana que fue del 2 al 8 de marzo.

Las ventas en el canal ‘e-commerce’ se dispararon en Italia un 82,3% durante la semana del 2 al 8 de marzo, mientras que el ‘discount’ y los supermercados crecieron un 15,4%

Teniendo en cuenta un análisis regional, las primeras medidas de confinamiento y cierre de colegios, decretadas el 23 de febrero para las regiones nórdicas de Lombardía, Véneto, Piamonte y Emilia-Romaña provocaron un aumento de ventas en los supermercados de estas zonas de entre el 10% y el 12,8% en la semana siguiente. Sin embargo, el incremento del consumo de estas mismas regiones cayó hasta el 7,5% entre el 2 y el 8 de marzo

Una situación inversa a la vivida en el sur de Italia, que no cerró sus aulas hasta el 4 de marzo ni aplicó el confinamiento hasta el 9 del mismo mes, cuando la medida se extendió a todo el país. Es por eso que los datos de las regiones del sur muestran cómo el incremento de ventas se disparó de un 15,8% a un 20,9% en las dos semanas analizadas.

En lo que respecta a los diferentes canales de venta de alimentación, entre el 2 y el 8 de marzo, el discount y los supermercados crecieron un 15,4%; un 10% los establecimientos de proximidad; un 5,9% de subida de los especialistas, y un 5,1% de los hipermercados.

Por su parte, el e-commerce se ha disparado un 82,3%, mientras que el cash&carry, que está sufriendo el cierre de los negocios del canal horeca, redujo sus ventas un 22,3% durante el periodo analizado.

Fuente: Revista Inforetail