El Gobierno británico ha derogado la norma que permite el desahucio de los operadores tras 28 días de retraso en el pago de la renta.

Reino Unido decreta una moratoria de los alquileres comerciales. El Gobierno dirigido por Boris Johnson ha decretado una pausa de tres meses en el cobro de los arrendamientos comerciales tras ordenar el cierre de todos los establecimientos que no sean esenciales el pasado viernes.

Esta decisión, que también deroga la norma que permite el desahucio de los operadores tras 28 días de retraso en el pago de la renta, se adelanta a la decisión unilateral de algunos operadores de high street que habían planteado no pagar los alquileres, según informa Property EU.

Actualmente, propietarios y Gobierno está en conversaciones para intentar minimizar el impacto económico de esta medida y encontrar una solución para el pago de estas rentas. Según han explicado fuentes del Ejecutivo británico, esta decisión permitirá salvar puestos de trabajo.

Fuente: Modaes.es