Saltar al contenido

España ha perdido 900.000 empleos desde el inicio del estado de alarma

El paro registrado aumentó en 302.265 personas en marzo, 100.000 más que el peor dato de este indicador, en enero de 2009. Esta cifra no incluye a la gran mayoría de afectados por ERTE por el retraso del trámite

Había mucha expectación por saber la gravedad del impacto de la crisis sanitaria del coronavirus en el mercado de trabajo y el Gobierno acaba de publicar los primeros datos oficiales que lo certifican: desde el pasado 12 de marzo, dos días antes del inicio del estado de alarma, se han destruido casi 900.000 empleos (898.822). Son los afiliados que ha perdido la Seguridad Social fundamentalmente en la segunda mitad de marzo, según las cifras publicadas hoy por el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social.

En cuanto al desempleo, en marzo aumentó en 302.265 parados, un 9% más que el mes anterior, hasta sumar 3,54 millones de personas, según las cifras publicadas hoy por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. Esto supone también el mayor incremento del desempleo en un mes desde enero de 2009, cuando aumentó en 198.838 personas.

No obstante, estas cifras sugieren que no recogen el impacto de los trabajadores afectados por Expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). En las de afiliación los trabajadores incluidos en uno de estos ajustes aparecen como cotizantes porque técnicamente no ha perdido su empleo. Mientras que, en las cifras del paro registrado, que sí deberían incluirse (porque hay que estar inscrito como desempleado para cobrar la prestación) aún no están recogidos por el retraso que lleva la tramitación de estos procesos, según fuentes de la Administración.

Dado que la destrucción de empleo se produjo fundamentalmente en la segunda mitad del mes, el dato medio de marzo que refleja una caída de 243.469 afiliados, no refleja la realidad, según reconoce el propio Ministerio de Seguridad Social. Pero incluso esta cifra es la peor de un mes de marzo para el sistema, solo se constata otro marzo en el que se destruyó empleo en 2009 (-54.489). En 2019 en ese mismo periodo se incorporaron 155.104 ocupados.

Por sectores, la Seguridad Social solo ha facilitado los porcentajes de los mayores descensos (desde el 12 de marzo), estos se han registrado en Construcción (-17,08%), Hostelería (-14,27%), Actividades Administrativas y Servicios Auxiliares (8,91%), Educación (-5,24%), Transporte y Almacenamiento (-4,76%). En Actividades Sanitarias ha crecido en 7.085 afiliados.

Andalucía, Aragón y Asturias han sido las comunidades que más empleo han perdido en términos procentuales, con caídas de su número de afiliados del 6,6%, 4,1% y 3,1%, respectivamente.

Fuente: Cinco Días

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos