• El primer ministro ha anunciado que el país iniciará la desescalada el 4 de mayo

  • El 18 de mayo reabrirán los museos, las bibliotecas y el comercio minorista

  • El 1 de junio lo harán los bares, las peluquerías y demás locales de restauración

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha anunciado este domingo el inicio de la denominada Fase 2 que incluye a partir del 4 de mayo la reanudación de la actividad industrial, de la construcción y la venta al por mayor. El comercio minorista retomará su actividad el 18 de mayo, al igual que museos y bibliotecas, mientras que bares y restaurantes tendrán que esperar al 1 de junio.

«La reapertura está permitida siempre que las empresas cumplan con los protocolos de seguridad en el centro de trabajo», ha explicado Conte en una comparecencia televisiva. Para ello las empresas tendrán un margen para prepararse para cumplir con los nuevos protocolos «más estricto».

En cuanto a la movilidad, en esta Fase 2 se permitirán los desplazamientos por motivos laborales comprobados, situaciones de necesidad, y por razones de salud. También se podrán realizar viajes para visitar a familiares dentro de una misma región.

«Somos conscientes de que muchas familias se han separado. Queremos permitir visitas específicas respetando la distancia, con el uso de mascarillas y prohibiendo las reuniones»

«Somos conscientes de que muchas familias se han separado. Queremos permitir visitas específicas respetando la distancia, con el uso de mascarillas y prohibiendo las reuniones», ha explicado Conte. «No se permiten fiestas y reuniones familiares. Está prohibido mudarse a otras regiones, excepto por razones de trabajo, situaciones de necesidad y razones de salud», ha añadido.

Además la Fase 2 implica condiciones más estrictas para personas con afecciones respiratorias o fiebre superior a 37,5 grados: «ya no se recomienda, sino que deberán deben permanecer en casa, limitar los contactos sociales tanto como sea posible y advertir a un médico», ha apuntado Conte.

Parques y jardines

Se permite el acceso a parques y jardines públicos siempre cumpliendo la distancia y limitando la entrada. «Los alcaldes podrán ordenar el cierre de estas áreas si no es posible garantizar el cumplimiento de estas medidas», ha advertido. También se permite la actividad deportiva.

Con respecto a las ceremonias funerarias, a partir del 4 de mayo se permitirán ceremonias fúnebres con la presencia de un máximo de 15 familiares con uso de máscaras y siguiendo las reglas de distanciamiento social, «posiblemente al aire libre», ha indicado Conte.

Bares y restaurantes podrán funcionar pero solo para preparar comida para llevar que se consumirá en casa o en los centros de trabajo, aunque apunta a que el 1 de junio «nos gustaría reabrir bares, restaurantes, peluquerías y centros de masaje».

 

Fondo de Recuperación

A nivel europeo, Conte se ha referido al Fondo de Recuperación una, «herramienta innovadora» que pone a disposición de los países más afectados, pero que aún es solo una «voluntad política» que debe convertirse en una herramienta de «consistencia económica y equilibrada» y que esté «inmediatamente disponible».

«Si amas a Italia debes evitar el riesgo de propagar la infección: debes respetar la distancia de seguridad. Incluso en las relaciones con miembros de la familia, con parientes, esta precaución debe ser respetada. Los científicos y expertos nos dicen que al menos 1 de cada 4 contagios se dan en relaciones familiares», ha remachado Conte.

«Tenemos que arremangarnos, el gobierno hará su parte. Necesitamos una intensa agenda de reformas. Es una oportunidad para cambiar las cosas que no se han cambiado desde hace mucho tiempo. El equipo de ministros no se detiene. Luchamos y lucharemos en Europa e Italia», ha remachado.

Fuente: El Economista