Saltar al contenido

Marbella hará 4.000 test rápidos a los trabajadores de comercios

El Ayuntamiento sufragará las pruebas, que se centrarán en los negocios que obligatoriamente han tenido que permanecer abiertos durante el estado de alarma

 

El Ayuntamiento de Marbella prosigue con su estrategia de realizar miles de test para detectar a contagiados de coronavirus y trazar planes de desconfinamiento seguros que posibiliten la reactivación de la economía local. Después de analizar el estado de salud de los ancianos de las residencias de la ciudad, ahora toca conocer la situación del comercio minorista, por lo que va a realizar 4.000 pruebas a trabajadores de estos negocios que se sufragarán con fondos municipales.

La alcaldesa de la ciudad, Ángeles Muñoz (PP), ha asegurado este lunes que «estos test van a ser una herramienta fundamental para conocer la situación epidemiológica de Marbella -con más de 220 casos positivos- y evitar la propagación del virus». Posteriormente ha hecho hincapié en que la iniciativa se llevará a cabo entre los negocios que obligatoriamente han tenido que permanecer abiertos durante el estado de alarma.

De este modo, en una primera fase, que arrancará este jueves, se analizará al personal de farmacias, clínicas veterinarias y de los mercados municipales; mientras que en una segunda, aún por concretar, se realizará el test a los trabajadores de tiendas de alimentación, panaderías, ópticas, quioscos, estancos, funerarias y otros negocios minoristas.

A los empleados «se les llamará para determinar la hora y el lugar dónde se realizará» la prueba, ha señalado la regidora, quien ha detallado que -como se ha estado haciendo en ocasiones anteriores- se les solicitará una declaración responsable en la que confirmen que han permanecido abiertos desde el inicio del confinamiento, así como el número de trabajadores que han estado de cara al público, con nombre, apellido y teléfono. Además, deberán autorizar la cesión de los datos al Servicio de Epidemiología y de Prevención -tanto a nivel hospitalario como de Atención Primaria-.

Muñoz ha destacado la labor de su equipo de Gobierno al afirmar que «son test rápidos validados por la Unión Europea (UE), con una máxima sensibilidad y una altísima precisión, ya que tienen un grado de especificidad para la IgG del 98,6 por ciento y para la IgM del 92,9 por ciento».

La regidora, a modo comparativo, ha recordado que las primeras pruebas distribuidas por el Ejecutivo de Pedro Sánchez «no superaban el 30 por ciento», y ha asegurado que este lote de 4.000 se adquirirá con una partida presupuestaria del propio Ayuntamiento a un precio «competitivo». Eso sí, ha precisado que, «al no poder asumir el Ayuntamiento la compra de los test directamente, lo haremos a través de uno de los centros hospitalarios de nuestra ciudad«.

Muñoz ha destacado que con este plan «queremos ayudar a esas pequeñas y medianas empresas locales que se han mantenido en primera línea», pero para que estudio de situación sea más completo, considera fundamental que las grandes cadenas y las entidades bancarias del municipio realicen el test a sus plantillas. «Entendemos que poseen la capacidad y los recursos económicos para poder llevarlas a cabo».

El Consistorio ha detallado que este lunes se estaban realizando las pruebas a los agentes de la Policía Nacional que trabajan en la Comisaría de Marbella, mientras que está previsto que los taxistas sean los próximos.

La alcaldesa, médico de profesión, participó personalmente en la realización de los test a los ancianos que se encontraban internados en las residencias de la localidad, el grupo de mayor riesgo frente a la pandemia. El 98,4 por ciento dieron negativos.

Junto a a los mayores, se analizó a colectivos especialmente sensibles, como las personas con necesidades especiales de Aspandem, voluntarios de organizaciones no gubernamentales (ONG) como Detente y Ayuda (DyA), Cáritas o Cruz Roja, «que han realizado una labor esencial durante estas semanas de crisis sanitaria». También se sometió a la prueba a las cuidadoras del servicio de ayuda y atención a domicilio, a los 1.800 trabajadores municipales de servicios esenciales, al personal de los juzgados, los conductores del servicio público de transportes y a los sin techo que se encuentran en las dependencias habilitadas en Marbella y San Pedro.

Ángeles Muñoz ha concluido recordando que, «excepto en el caso de las residencias y los voluntarios de ONG, el resto se han realizado con cargo del Ayuntamiento«.

AGECU