El organismo, que representa a cerca de 45 operadores españoles y portugueses, reclama medidas para crear condiciones para que los retailers puedan seguir operando tras la crisis.

Más presión para los caseros. La asociación de retail Euralia, que representa a cerca de 45 operadores de España y Portugal, reclama que hay que tomar “medidas de urgencia” ya que postergar el pago de los alquileres no es suficiente.

“Queremos reducir el riesgo de cierre de comercios por toda España y Portugal y limitar al máximo la pérdida de empleos en el sector del comercio y para ello es necesario ir más lejos”, ha apuntado la organización en un comunicado.

Euralia pide a los caseros suspender los contratos de arrendamiento y anular los alquileres y gastos durante el periodo de cierre. Tras la reapertura, la asociación propone alquileres proporcionales a la “realidad” de las cifras de venta de los arrendatarios, “porque ese periodo va a ser muy difícil para la viabilidad de los comerciantes”.

Además, Euralia también exige permitir a los propietarios con posiciones de financiación atrasar sus vencimientos de préstamos y generar beneficios fiscales sobre los importes de rentas no percibidas.

“Para permitir al comercio sobrevivir a esta crisis excepcional, reiniciando su actividad en las mejores condiciones posibles, es imperativo aplicar el principio cero ingresos-cero gastos y reequilibrar las condiciones para el momento de retomar la actividad”, añade Euralia.

La asociación también trabaja de la mano de otras asociaciones internacionales, como la francesa Procos, que representa a más de trescientas empresas en Francia y ya ha reclamado medidas similares para el comercio.

La semana pasada, más de cien retailers comenzaron a organizarse ya en España bajo el paraguas de la asociación Amicca para presionar y coordinar las negociaciones con los propietarios de centros comerciales.

Fuente: modaes.es