Saltar al contenido

Menos ropa y más alimentación: así ha afectado el encierro a las compras por Internet

Desde que se decretara el estado de alarma los españoles compran más online pero con prioridades diferentes: productos de alimentación y material deportivo, lo más demandado.

La crisis del coronavirus ha transformado radicalmente los hábitos de compra de los españoles. Con la mayoría de comercios cerrados y la recomendación de evitar al máximo posible los contactos personales, muchos ciudadanos se han lanzado de forma masiva a comprar a través de Internet.

El crecimiento de la demanda y las búsquedas en tiendas online durante el mes de marzo fue un 17% superior a lo registrado en el mismo periodo del mes anterior. Si se atiende sólo al periodo de confinamiento, decretado el pasado 14 de marzo, este porcentaje se incrementa hasta el 20,4%, según datos de la start up Doofinder a los que ha tenido acceso EXPANSIÓN.

Esta empresa de origen español, líder europeo en soluciones de búsqueda para ecommerce, comercializa un motor de búsqueda interno que ya han incorporado más de 5.000 tiendas online en todo el mundo. Para realizar este análisis, Doofinder ha tomado una muestra de 1.000 tiendas virtuales, en su mayoría pequeños y medianos comercios.

Los datos hacen referencias a búsquedas de usuarios, no a compras, aunque como explican desde la empresa existe una correlación. «De cada 100 búsquedas que se hacen en nuestro buscador, entre 4 y 6 son ventas. Se puede establecer una correlación entre el crecimiento en búsquedas con el número de ventas de cada tienda«, señalan.

ALIMENTACIÓN

Los datos muestran cómo la demanda varía mucho en función de la categoría. «El comportamiento es desigual. Hay productos de primera necesidad que se están demandando muchísimo, como es el caso de la alimentación», asegura Llorenç Palomas, responsable de Márketing de Doofinder. Según sus cifras, las búsquedas relacionadas con la alimentación se han disparado un 168% entre el 16 y el 31 de marzo.

A su juicio, esta situación de excepcionalidad puede convertirse en una palanca de crecimiento para que las ventas online de los grupos de distribución sigan creciendo una vez pasada la pandemia. «El tipo de público que se está incorporando al sector de la compra online son personas que nunca lo habían hecho. No tengo ninguna duda de que esto marcará un antes y un después en mercados no tan maduros como España -donde la venta a través de Internet representa de media un 1% del total de los ingresos-«, apunta Palomas.

Otra de las categorías que ha registrado un fuerte incremento en la demanda es el material deportivo. El cierre de gimnasios y la prohibición de practicar deporte al aire libre han impulsado un 67% las búsquedas de estos productos desde la declaración del estado de alarma, según Doofinder.

En lo que respecta al sector de farmacia y salud, registró un incremento en las búsquedas de material protector como guantes, mascarillas o geles hidroalcohólicos de alrededor del 60% durante la segunda quincena de marzo. Aunque, según matizan desde la empresa, esto no siempre se ha traducido en un incremento de las ventas debido a la escasez de suministros que atraviesan estos comercios. Las búsquedas relacionadas con material escolar y juegos, con un aumento del 55% en el tráfico, así como productos para mascotas (+21%), también han repuntado con fuerza.

En el polo opuesto se sitúa la moda, quizá la categoría de consumo junto a los viajes más castigada por esta crisis sanitaria, que ha visto caer la demanda más de un 50% en comparación con el mismo periodo del mes de febrero.

Los datos recopilados por Doofinder de los 52 mercados en los que está presente en todo el mundo, incluyendo a algunos de los países más afectados por la pandemia de Covid-19 como Italia, Francia y Reino Unido, muestran una evolución similar. Durante los primeros días de marzo la evolución de los ecommerce se mantiene más o menos estables hasta que la propagación del virus obliga a decretar los confinamientos y la cifra de búsquedas explota.

En Italia, esto sucedió el 9 de marzo; desde entonces, las búsquedas en portales de comercio electrónico han crecido casi un 50%, mientras que Francia, donde las restricciones comenzaron el 17 de marzo, lo han hecho un 8,5%. En Alemania, donde, aunque de forma menos estricta, comenzaron el 22 de marzo a limitar los movimientos, el incremento es de casi el 20%. Por último, Reino Unido, el último país en tomar estas medidas, el 23 de marzo, la evolución es del 7,5%.

Fuente: Expansión 

AGECU