Según un estudio de Kantar, el 13% de los consumidores esperará una semana para ir a comprar moda tras la reapertura, mientras que el 26% no ha pensado cuándo volverá a consumir moda.

 

La nueva normalidad deja de lado a la moda. Tras la reapertura de tiendas, el 55% de los consumidores afirma que sólo comprará moda cuando lo considere “imprescindible”, mientras que el 13% esperará una semana y el 26% no ha pensado en cuándo volverá a consumir moda, según un estudio de Kantar.

“Habrá una paulatina vuelta no a la normalidad, sino a la nueva normalidad”, señaló Jaime Díezclient director en Kantar, en la presentación virtual del estudio La moda en un horizonte post-Covid elaborado por la empresa de estudios de mercado.

En la primera quincena de marzo, las ventas de moda se elevaron un 1%, mientras que el online creció un 20%. Sin embargo, durante la primera semana tras la declaración del estado de alarma el 14 de marzo, las ventas de moda cayeron un 91%, mientras que el online descendió un 38%.

Entre el 30 de marzo y el 12 de abril, las ventas de moda se redujeron un 90% y el online volvió a descender, con un retroceso del 56%. Entre el 16 y el 19 de abril, por su parte, los consumidores recortaron un 83% sus compras de moda, mientras que el consumo a través de la Red cayó un 33%. “El online ha doblado la cuota que tenía, lógicamente en un pastel más pequeño”, explicó Rosa Pilar López, experta en consumo textil de Kantar.

 

El documento señala que el 11% de los consumidores renovará su vestuario para verano, mientras que el 89% no se gastará lo que ha ahorrado. “No va a haber un revenge shopping, afirmó el experto.De hecho, el estudio señala que son varios los factores que van a alterar los hábitos de compra de moda en España. El primero, la confianza del consumidor, muy ligada a la moda; el segundo el desempleo, seguido de las restricciones de movilidad, la vulnerabilidad de los mayores de más de 65 años o la cancelación de eventos, que supone menos incentivo para comprar moda.

El informe ha hecho hincapié en la importancia de las rebajas para reactivar el consumo. “La venta con descuento en julio es clave para reactivar el sector”, sostuvo Díez. De hecho, en 2019, el 45% de las prendas de moda fueron compradas con descuento. En junio, la compra rebajada supone el 36% del total, mientras que en julio es el 68% y en agosto el 61%.

 

“La prohibición del Gobierno de realizar rebajas obliga al sector a trasladar la venta e intensificar los descuentos online”, señala el informe. La cuota de valor del online en julio del año pasado fue del 9,8%. Sin embargo, esto podría penalizar al comercio multimarca, ya que sus ventas a través de la Red suponen sólo el 1,8%.

La seguridad en los establecimientos es otra de las claves sobre la reactivación del consumo que apunta el informe. El 59% confiesa que tratará de evitar aglomeraciones, mientras que otro 54% afirma que descarta ir a comprar en hora punta.

En cuanto a la percepción de los consumidores sobre las marcas, el 71% cree que la mayoría ha mejorado su imagen durante el periodo de confinamiento. Entre las nuevas tendencias destaca que el 56% de los consumidores afirma que comprará marcas locales, mientras que otro 31% confiesa que priorizará la compra sostenible. Entre los retailers preferidos por los consumidores para acudir inmediatamente vuelvan a abrir se encuentran Decathlon, El Corte Inglés, Zara, Primark y H&M.