Estas ayudas se dirigen a cubrir el gasto en tres actuaciones: la adquisición de dispensadores y gel hidroalcohólico; la adquisición y montaje de mamparas de protección en comercios para atención al público y en aquellos bares, restaurantes y cafeterías que como consecuencia de la reducción de su aforo y capacidad opten por instalar esta medida de protección; y la adquisición de vinilos de señalización para delimitar la distancia de seguridad.

También ha destacado la compatibilidad de esta ayuda específica para el sector con otras ayudas, como por ejemplo las que podrán recibir las micropymes y autónomos de Castilla-La Mancha. “Es una muestra más del esfuerzo que está haciendo el Ejecutivo en materia financiera para acompañar a aquellos establecimientos que lo están pasando peor, y que han dejado de generar ingresos durante estas últimas semanas”.

Esta ayuda se verá acompañada, en el caso de la hostelería y la restauración, con el envío, por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha a los bares, cafeterías y restaurantes de la región, de 17 millones de monodosis de gel hidroalcohólico, 1.200 unidades para cada establecimiento, tal y como ya anunciara el presidente regional, que se repartirán el próximo mes de junio.

Fuente: El Diario