La revolución para los pequeños comercios ha arrancado en internet. La apuesta ya cuenta con miles de seguidores en Castilla-La Mancha

En tiempos tan convulsos como los que estamos viviendo, los pequeños comercios de las grandes ciudades y de los municipios con menos población de Castilla-La Mancha, han decidido trasladar su tienda física a internet con el objetivo de buscar una solución a las pérdidas económicas que el cierre de persianas por la pandemia del Covid-19 les está provocando.

El confinamiento ha cambiado —y quizás para siempre— los hábitos de consumo. Diferentes instituciones, incluida la Federación de Empresarios de Ciudad Real (Fecir) y las Cámaras de Comercio, explican que este cambio puede quedarse en gran medida porque «muchas personas que no compraban por internet ahora han dado el paso y han podido comprobar las ventajas de la compra online».

Para dar respuesta a este cambio en los hábitos de consumo se han creado en la región diferentes plataformas que agrupan a las pequeñas y medianas empresas y a los comercios tradicionales. Este es el caso de la plataforma «#mirecado.com», creada por la empresa hellinera Arthe para atender a una población que ronda los 50.000 habitantes de la comarca de los Campos de Hellín. Incluye a las localidades de Albatana, Fuente Álamo, Ontur y Tobarra, en la provincia de Albacete.

«Estamos desbordados. Ha sido tal el éxito que ya nos están llamando de otras regiones para copiar esta idea. Creo que es una forma de echar una mano al pequeño comercio en tiempos tan difíciles», afirma Pascual García García, de la empresa Arthe Hellín SL, que fue uno de los que puso en marcha esta iniciativa.

Cercanos, en Ciudad Real

En Ciudad Real también se puso en marcha en pleno comienzo de la pandemia «cercanos.es», una plataforma que actualmente agrupa a 250 empresas de la provincia ciudadrealeña y de la capital, así como comercios de Toledo y Cáceres. En este servidor el usuario puede encontrar diferentes sectores: alimentación, comida para llevar, droguerías, reparaciones del hogar, pescaderías, higiene, papelerías y consultoría online, entre otros.

La empresa Beta Comunicación, que ideó «cercanos.es» —en colaboración con la Federación de Empresarios de Ciudad Real— calcula que unas 3.200 personas utilizan este servicio y muchos son recurrentes. «La plataforma ha sido muy bien acogida por la gente. Las pymes pueden publicar qué tipo de productos ofrecen y cuáles son las condiciones del servicio», explica el periodista Luis Navarrete, responsable de esta agencia.

Navarrete afirma que esta plataforma es un escaparate «excepcional» para el pequeño comercio, que se ha dado cuenta que se puede vender de una forma diferente. «Nos hemos tenido que digitalizar a manotazos y esta forma de vender ha venido para quedarse. Las ventajas que teníamos de ir a ver el producto y tocarlo se ha acabado», sentencia el periodista.

«Market place» en Sigüenza

El Ayuntamiento de Sigüenza, en la provincia de Guadalajara, ha destinado una partida de 80.000 euros —dentro de la campaña Sigüenza Covid Free—, para promocionar la actividad económica local, en especial la del turismo y la hostelería.

Una de las iniciativas que contempla el plan es la creación de un «market place» para Sigüenza: una plataforma de e-Commerce desde la que los consumidores podrán hacer pedidos a los locales seguntinos, y recogerlos in situ, o bien recibirlos en casa.

Finalmente, en El Provencio (Cuenca), el ayuntamiento ha iniciado la campaña «Para ver la realidad: consume, invierte y emprende en el pueblo», para que los vecinos hagan sus compras en los establecimientos locales. «Lucha por El Provencio porque los héroes… no solo están en las películas», reza el cartel publicitario.

Fuente: ABC