Desde el pasado lunes, además de aquellos establecimientos que pertenecen a sectores esenciales durante la pandemia, se suman en Vigo todos aquellos locales en los que es posible prestar servicios bajo cita previa. A pesar de que la reactivación ha sido mínima –más notable en el caso de las peluquerías–, son los barrios de la ciudad donde se constata un mayor nivel de actividad –entre el 10 y el 30% según la zona– frente a la situación de las calles del centro en las que se sitúan las principales cadenas y franquicias. Con los locales de hostelería todavía cerrados, solo un nivel mínimo de pequeños comercios se suman a supermercados, panaderías o farmacias hasta la “fase uno”, en la que se esperan amplios regresos en toda la ciudad.

En Príncipe y Urzaiz, los locales a pie de calle continúan con la verja echada y solo el pequeño comercio –que podría llegar a representar a un 5% del total– sí presta servicio a sus clientes. El Mercado Progreso impulsa la actividad en esta céntrica zona, con alguna peluquería de regreso, así como en el entorno de Velázquez Moreno o Eduardo Iglesias. Por su parte, Gran Vía tampoco reactiva en gran medida su actividad, mientras que en Rosalía de Castro se mantiene por debajo del 20% gracias a los establecimientos que se mantuvieron abiertos desde el inicio del estado de alarma y algunos restaurantes que realizaban entregas a domicilio, sumando desde esta semana la recogida en local.
En cambio, en el entorno de As Travesas vías como Florida o Camelias cuentan con cerca un tercio de los locales reabiertos, principalmente peluquerías, ópticas que atienden bajo demanda y otros establecimientos de pequeño tamaño como librerías, ferreterías o incluso mercerías.
En O Calvario, su popular mercado concentra la mayor afluencia de clientes, sumado a panaderías y supermercados ubicados en la peatonal, principal arteria de este barrio vigués. A pesar del inicio de la desescalada con la “fase cero”, en este barrio todavía son muchos los pequeños comercios que prefieren esperar al próximo lunes para volver a recibir a los compradores. Una situación parecida es la que se vive en Teis, con un mercado que sigue siendo un punto de encuentro vecinal y donde se concentra la mayor actividad, mientras el pequeño comercio se prepara para regresar en la “fase uno”.

La calle Príncipe, donde se ubican las principales cadenas y franquicias mantiene una nula actividad, funcionando como vía de tránsito peatonal a las calles aledañas donde se ubican pequeños establecimientos.

LOS COMPRADORES REGRESAN A CAMELIAS

Los locales donde se ubican las peluquerías protagonizan el mayor número de reaperturas en Camelias, donde fruterías, supermercados y panaderías mantienen a su fiel clientela desde el inicio del confinamiento.

O CALVARIO, IMPULSADO POR SU MERCADO

La peatonal de O Calvario es la arteria principal de un barrio en el que su mercado continúa funcionando como el motor de la actividad económica, mientras el resto de locales esperan a la “fase uno”.

ROSALÍA DE CASTRO CON MÍNIMA ACTIVIDAD

Rosalía de Castro destaca por la presencia de numerosos locales de hostelería, la mayoría cerrados y con una mínima actividad en cuanto a la entrega de pedidos a domicilio y recogidas en los locales.

FLORIDA SE APOYA EN LA ALIMENTACIÓN

En el entorno de Florida, la vida comercial se recupera hasta casi un 30% en la “fase cero”, gracias al Mercado de As Travesas, las tiendas de alimentación, bancos y la incorporación de peluquerías y ópticas.

VELÁZQUEZ MORENO, EN PAUSA

La calle Velázquez Moreno sufre el arrastre de Príncipe, con una caída significativa de su vida comercial, que se mantiene en registros mínimos sin apenas reaperturas esta semanal.

MARQUÉS DE VALLADARES

Con una actividad comercial mermada con los años, Marqués de Valladares registra afluencia en panaderías, pescaderías y kioscos.

POCA AFLUENCIA EN GRAN VÍA

Gran Vía se mantiene con un bajo nivel de locales abiertos, la mayoría sin haber interrumpido su actividad en el estado de alarma.

A LA ESPERA EN SANJURJO BADÍA

La mayoría de locales de Sanjurjo Badía siguen cerrados, tratándose de una calle utilizada para acceder hasta el Mercado de Teis.

COLAS EN LA CALLE PROGRESO

Las tiendas de alimentación y otros servicios esenciales continúan generando colas de espera a pie de calle en Progreso.

URZAIZ, SIN LAS GRANDES MARCAS

Los comercios con grandes locales en Urzaiz siguen clausurados, sin actividad hasta que avancen las fases de la desescalada.

TRAVESÍA DE VIGO EN “FASE CERO”

En el barrio de Teis, el regreso de locales no ha sido significativo y en Travesía de Vigo se mantiene actividad en servicios esenciales.

La mayoría de reaperturas, desde el lunes con la “fase uno”

La publicación del BOE el pasado domingo, a menos de 24 horas para el inicio de la llamada “fase cero” de la desescalada fue, según las principales asociaciones de comerciantes de la ciudad, el mayor enemigo para que la actividad se recuperase en los establecimientos vigueses. Ante la falta de previsión y el retraso en la llegada de los equipos de protección necesarios para el regreso al trabajo, desde As Travesas hasta Teis se espera que este lunes se consiga un significativo aumento de reaperturas tras una semana de transición en la que prepararse.
“En As Travesas los comerciantes bastante animados y a partir del día 11 es posible que hasta un 70% vuelvan a abrir los locales”, señala Chus Sánchez Vilas, gerente de la asociación de comerciantes de As Travesas. Con el inicio de la “fase uno”, en esta zona de la ciudad, los locales de hostelería ya se preparan para su regreso con el servicio en terraza –restringido a la mitad del aforo–.
El gerente de la Asociación de Comerciantes de Teis, Roberto Giráldez, manifiesta que “esta semana está sirviendo para preparar los locales y la mayoría no abrirán hasta el lunes”, añadiendo que se percibe un cambio en el consumo del barrio con la recuperación de clientes en el mercado.
La posibilidad de abrir los negocios bajo cita previa no tuvo un gran efecto en O Calvario, donde los propietarios de pequeños comercios ultiman los preparativos de su regreso.
Donde todavía se mantendrá cierta inactividad es en Rosalía de Castro, con hosteleros esperando a prestar servicio más allá de la terraza en las fases dos y tres, como señala Rubén Pérez, presidente de Zona Náutico.

Fuente: atlantico.net