Además de la prohibición en tres distritos centrales, limita la posibilidad de alquilar viviendas mediante estas plataformas a un máximo de 30 días por año en el resto de la ciudad.

Amsterdam está decidida a limitar las residencias vacacionales de plataformas como Airbnb. Desde el 1 de julio, la capital de los Países Bajos no permitirá este tipo de viviendas y el uso de estas plataformas en tres de sus distritos del centro, en el casco antiguo. Los barrios son Burgwallen-Oude Zijde, Burgwallen-Nieuwe Zijde y Grachtengordel-Zuid.

En el resto de distritos de la ciudada, las viviendas que quieran aparecer en este tipo de webs y realizar alquiler vacacional tendrán que pedir un permiso especial a la administración local. Además, se impone la “regla de los 30 días”: la vivienda solo se podrá alquilar por un máximo de 30 días en todo el año.

El Ayuntamiento realizó una consulta entre los residentes y las organizaciones de barrio y de las 780 respuestas obtenidas, el 75% apoyaban prohibir la implantación de esta plataforma

Estas nuevas medidas se toman después de que el Ayuntamiento de la ciudad holandesa realizara un periodo de consulta entre los verdaderos residentes y organizaciones de los distritos. De 780 respuestas obtenidas, un 75% apoyaron la prohibición a estas plataformas para operar en estos tres distritos. “Los resultados de la consulta indican que el tema está muy vivo entre los ciudadanos de Amsterdam”, ha declarado el teniente de alcalde Laurens Ivens. Además, dijo el edil, que entre las votaciones hubo bastante apoyo a la prohibición total de estas plataformas en toda la ciudad.

Desde el Ayuntamiento afirman que en dos años, la ciudad hará una nueva revisión de sus políticas de turismo y deja la puerta abierta a añadir nuevos distritos si los problemas que sufrían los distritos centrales se exportan a otros barrios.

Fuente: El Salto