Inditex invertirá 2.700 millones para reforzar la venta on line y mejorar la experiencia en tienda con tecnología como la geolocalización de prendas

Corren nuevos tiempos… También para Zara. Y el buque insignia de Inditex ya prepara su hoja de ruta para los próximos años. A falta de conocerla al detalle, la compañía ya ha soltado algunas píldoras de cómo cambiará la experiencia en sus compras a corto plazo: los espacios serán más grandes y fluidos -para lo que continuará con su plan de actualización de establecimientos bajo su nuevo concepto- y reforzará su apuesta por las nuevas tecnologías. De este modo, el cliente podrá seleccionar un artículo y comprarlo de forma directa a través del móvil en el establecimiento sin pasar por caja -mediante el escaneo del código QR y acudiendo a una zona de desalarmado-, se podrán geolocalizar artículos o reservar probadores a través de la app. Así, cuando haya uno disponible, se enviará un mensaje directo al comprador para que pueda acceder a él sin esperar colas innecesarias y optimizando su tiempo.

Se trata de implantar una nueva forma de vender que tratará de fusionar la compra online con la de tienda física. Para ello, el grupo de Amancio Ortega avanza que de aquí a 2022 implementará una serie de cambios y mejoras tecnológicas. Entre ellas, se permitirá también que los clientes consulten en tiempo real el stock de un artículo en tienda para su compra on line y recogida inmediata, usando tanto la web como la APP. Con ello Zara mejora la experiencia de compra, con actualización de su buscador.

Otra novedad muy práctica: el llamado ‘Click & Find’. Una vez funcione, el cliente no andará perdido por la tienda. Este sistema posibilita la geolocalización precisa de los artículos que están disponibles en el comecio. La app le evitará de este modo dar paseos sin rumbo por el establecimiento.

En definitiva, las tiendas Inditex cimentarán su futuro sobre los pilares de cercanía, localización, rapidez y comodidad. Un servicio permanente al cliente «allá donde se encuentre, en cualquier dispositivo, y en todo momento», advierte la compañía.

Cierre de 1.200 tiendas

Por otra parte, Inditex anunció hace unos días su decisión de clausurar entre 1.000 y 1.200 tiendas en 2020 y 2021, de las que entre 250 y 300 están ubicadas en España, según la compañía, que ha anunciado pérdidas de 409 millones de euros, las primeras desde que salió a Bolsa en 2001, como consecuencia del impacto económico de la crisis sanitaria del Covid-19.

Inditex, que cuenta con una red de 7.412 establecimientos a 30 de abril, ha explicado que dicho plan, que incluye entre 500 y 600 unidades cada año, se centra en tiendas al final de su vida útil, sobre todo de los formatos jóvenes y cuya venta se puede recuperar en tiendas cercanas y ‘on line’, y en unidades con un valor neto contable bajo (una media de menos de 260.000 euros por tienda).

Del total de tiendas a absorber entre este año y el que viene, entre 250 y 300 corresponden a Zara, seguido de Pull & Bear (entre 140 y 165) y Bershka (entre 135 y 160). El objetivo de la compañía es contar con tiendas más grandes, ecoeficientes, totalmente digitalizadas y sostenibles, en las mejores localizaciones, y con mayor capacidad de venta.

La compañía ha resaltado que las plantillas permanecerán estables y, al igual que a lo largo del periodo 2012-2020, se ofrecerán nuevos puestos a todos los trabajadores de los establecimientos absorbidos, para cubrir las nuevas necesidades generadas por la integración.

Fuente: Sur.es