Los usuarios podrán comprar en los pequeños comercios de la isla a través de internet

El Ayuntamiento de Ibiza en colaboración con la Pimeef pondrá en marcha este viernes 12 de junio el nuevo centro comercial en linea deivissacasa.com. Se trata de un espacio, pionero en Balears que permitirá realizar compras a través Internet a los comercios de proximidad de la ciudad y recibirlas en el domicilio. Este es un proyecto cofinanciado por la Unión Europea con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

Desde las concejalías de Promoción Económica y Modernización y Comercio señalaron que esta plataforma de compras cuenta con más de 30 negocios hasta el momento y ofrecerá más de 7.000 productos. Además de tiendas de alimentación, moda y calzado, también hay negocios de hostelería con servicio de comida a domicilio.

Durante dos meses, el Ayuntamiento ha estado trabajando junto con la Pimeef y los comercios del municipio para asesorarlos y apoyarlos en todo el sistema que comporta iniciarse en las ventas online.

«Prepararse para el futuro»

«Los pequeños comercios de la isla han visto en este proyecto una oportunidad de adaptarse a la nueva situación y de prepararse de cara al futuro. Este proyecto ayudará a muchas pequeñas tiendas a empezar a digitalizarse y así relanzar su negocio utilizando nuevas herramientas y nuevas maneras de llegar a los clientes», señaló ayer a través de un comunicado el concejal de Promoción Económica y Modernización, Aitor Morràs.

Por su parte, la concejala de Comercio del Ayuntamiento, Montse García, recordó la importancia de comprar en el pequeño comercio. «Ahora más que nunca tenemos que ser conscientes de que comprar en los comercios de la isla supone ayudar a la economía local y comprando en este nuevo centro comercial en línea podemos ayudar a los que tenemos cerca».

La nueva plataforma deivissacasa.com funcionará como el resto de plataformas conocidas de venta a través de internet, para que cualquier comprador pueda hacer una selección de productos, que recibirá directamente sin tener que salir de su casa.

Fuente: Diario de Ibiza