Transporte, logística o agricultura son otros sectores que también reciben buena nota, según un estudio de Adecco.

El retail se sitúa como el tercer sector más valorado, después del sanitario y el de la limpieza, tras la crisis de la Covid-19. De hecho, el 68% de los españoles afirma que lo valora más ahora. Así lo revela el estudio Resetting Normal: redefiniendo la nueva era del trabajo, realizado por el Grupoo Adecco a nivel mundial para analizar el mercado laboral antes, durante y después de la pandemia en ocho países (entre ellos España), ofreciendo predicciones sobre el futuro del mundo del empleo y las nuevas oportunidades que surgen como consecuencia de la pandemia.

El sector del transporte y la logística y el sector de la agricultura también se encuentran entre los más valorados por los españoles con el 66% y el 64% de los encuestados, respectivamente, que valoran más que antes a estos profesionales.

Países como Francia o Japón, sin embargo, se sitúan por debajo de la media española y global en prácticamente todos los sectores analizados en el informe. Así, en el sector de la agricultura, sólo el 30% de los encuestados en Francia y el 32% en Japón ofrecen mejor visión post pandemia frente al 43% mundial. Y respecto al del retail el 48% en Francia y el 47% en Japón afirman valorar más a sus trabajadores ahora, frente al 54% global.

SENTIMIENTO DE ORGULLO

En cuanto al sentimiento de orgullo de los encuestados hacia los sectores en los que desarrollan su actividad profesional, de nuevo, España y Estados Unidos son los dos países cuyos trabajadores más valoran sus propios sectores, el 73% de ellos en España y el 77% en Estados Unidos, frente al 62% en términos globales. Japón, con el 36%, vuelve a presentar los valores más bajos del informe.

Asimismo, el 66% de los trabajadores del sector del transporte y la logística también valoran positivamente su desempeño. Esta cifra es similar a la de los trabajadores orgullosos en el sector tecnológico (65%) o en el sector retail (61%).

El sector de servicios de venta y entrega online y el sector de la ingeniería y la manufactura son los más críticos. El primero, con el 60% de trabajadores que reconoce sentirse orgulloso del papel desempeñado en los últimos meses, y el segundo con el 52%.

Durante la pandemia, los ánimos de los trabajadores en España se han mantenido positivos. En términos globales, la mitad de los encuestados afirmaba ser positivo o algo positivo con la nueva situación de trabajo en la cuarentena. En nuestro país, nos encontramos tres puntos porcentuales por encima de la media global, con el 53% de trabajadores animados con la nueva situación y tan solo un 17% que no se siente satisfecho con las circunstancias en términos laborales. El 30% restante expresa no sentirse ni más ni menos satisfecho que antes.

España se encuentra, junto con Reino Unido, Italia y Australia, en el grupo de países más optimistas, con trabajadores que afirman que ciertas cuestiones han mejorado en las últimas semanas

Además, a la hora de comparar distintos aspectos laborales como la motivación, la productividad o la conciliación, España se encuentra, junto con Reino Unido, Italia y Australia, en el grupo de países más optimistas con trabajadores que afirman que ciertas cuestiones han mejorado en las últimas semanas, como por ejemplo, el equilibrio trabajo/vida privada (un 56% de los trabajadores en Australia afirma que ha mejorado, un 55% lo hace en España y Reino Unido, y un 53% en Italia).

CONFIANZA EN LAS EMPRESAS

Según los datos globales del informe de Adecco, las compañías son ahora más fiables a la hora de retomar la vuelta a la normalidad y el 61% de los trabajadores encuestados reconoce que confía en que sus empresas les apoyen de nuevo en futuras crisis.

Estos datos demuestran que los empleadores se han ganado la confianza de sus empleados durante la pandemia. Según las cifras globales, para 8 de cada 10 encuestados la principal responsabilidad de lograr un mejor mundo laboral después de la crisis sanitaria del coronavirus recae en el empleador. El gobierno y la responsabilidad individual quedan relegados a segundo y tercer plano, con el 73% y el 72%, respectivamente.

Las empresas en situaciones difíciles marcan el camino de esta nueva era laboral. En España, las empresas también se han ganado la confianza de sus empleados durante la pandemia. El 88% afirma que sus jefes cumplieron o superaron sus expectativas durante este periodo. Las empresas son las que más confianza reciben para «restablecer la normalidad» en nuestro país, más que ninguna otra institución. Un 81% de las personas encuestadas identifica a su empresa como la más responsable para garantizar un mundo laboral mejor después de la pandemia. El 79% opina que los gobiernos deben actuar. Y el 71% cree que la responsabilidad recae en ellos mismos como individuos.

CLAVES PARA EL FUTURO DEL TRABAJO

En España, los elementos clave para el futuro del trabajo son los siguientes:

1.- Equilibrio entre el trabajo y la vida personal y contar con confianza para realizar el trabajo, 84% de los encuestados (cuatro puntos porcentuales por encima de los datos globales).

2.- Seguridad laboral, 82% de los encuestados (cuatro puntos porcentuales por encima de los datos globales).

3.- Flexibilidad en el horario de trabajo, 81% de los encuestados (seis puntos porcentuales por encima de los datos globales).

4.- Mantener un buen estado de salud, 80% de los encuestados (siete puntos porcentuales por encima de los datos globales).

Asimismo, además de la formación digital, los empleados en España demandan una mejora de competencias en áreas como la gestión del trabajo en remoto, un 78% de encuestados frente al 65% global; el desarrollo de soft skills, el 73% de encuestados frente al 63% global; y el uso de plataformas/sistemas corporativos, 72% frente al 65% global.

El acceso a recursos y clases de bienestar físico o fitness es el menos valorado en España, con un 64% de encuestados que sí lo ve esencial. A pesar de ser el elemento menos demandado en nuestro país, el número de empleados interesados en él continúa siendo superior al global (58%) y lo supera solo el dato de EE.UU., con el 67%.

Los trabajadores españoles, junto con los australianos, fueron los que más sufrieron el impacto de la crisis sanitaria, lo que podría llevarlos a un cambio de carrera. En nuestro país, así lo afirma el 24% de los encuestados.

Fuente: Foodretail