Llevará, con medios de transporte sostenibles, productos adquiridos tanto ‘online’ como de manera física en la tienda

El comercio local sigue trabajando en fórmulas para hacer frente a la pujanza de un competidor directo como el comercio electrónico. Y quiere hacerlo apostando al mismo tiempo por la sostenibilidad y el fomento de modos de transporte que contribuyan a «una ciudad más humana». La Unión de Comerciantes de Asturias anunció ayer que trabaja en la puesta en marcha en Gijón de «un proyecto de entrega a domicilio» tanto para las compras a través de internet en negocios locales como para las que se realicen en la propia tienda, cuyo diseño prevén tener listo «en cuatro o cinco meses».

Según informó su gerente, Carmen Moreno, la medida que se adopte para cubrir lo que se conoce como «transporte de la última milla» deberá cumplir tres condiciones. La primera, centrarse en la entrega de artículos de pequeño tamaño, sin sustituir por tanto el reparto e instalación ‘in situ’ que hacen los comercios dedicados a productos de gran volumen como muebles y electrodomésticos. La segunda, que se preste mediante «medios de transporte sostenibles», ya sean bicicletas o vehículos eléctricos. Y la tercera, que este servicio resulte suficientemente «asequible y competitivo» para el.

Fuente: El Comercio