Saltar al contenido

La cesta de la compra se sigue llenando tras el confinamiento

Los españoles han vuelto a adquirir sus productos en grandes superficies, donde ya se vende más que antes de que estallara la crisis

Si hay un consumo que no ha decrecido en absoluto durante la pandemia ha sido el de alimentación y productos de primera necesidad. Al contrario, durante marzo y abril experimentó un crecimiento récord, con subidas de hasta el 29% en la «fase de acopio» o un 17% en el confinamiento, según detallan desde Nielsen.

Aunque este elevado consumo ha ido moderándose progresivamente, la consultora prevé que los efectos de la crisis sanitaria en la cesta de la compra provocará que el mercado del gran consumo crezca por encima del 5% este año, lo que supone cerrar 2020 tres puntos por encima del 2,4% que creció este sector en 2019.

De hecho, si se compara en primer semestre de ambos años se descubre que el gran consumo ha crecido seis puntos por encima de 2019 hasta situarse en el 8,8% frente al 2,9% que avanzó en los primeros seis meses del año pasado.
De rebajas con mascarilla: al comercio no le salvan ni las promociones

Según los datos de la compañía de medición y análisis del consumo, la semana del 9 al 15 de marzo fue la que el consumo en los supermercados creció de forma espectacular, llegando a aumentar un 72% respecto al mismo periodo del año anterior.

No obstante, desde Nielsen se apunta a 2020 como el año más complejo para predecir el comportamiento del consumidor, influenciado por cinco elementos que tendrán una fuerte ascendencia en cómo y en dónde gastarán los españoles. Se trata del teletrabajo (con un potencial de más del 20% en la población ocupada), la hostelería con un 23% de negocios aún cerrados, la caída del turismo, una tasa de paro que puede superar el 20% este año y una confianza del consumidor que ha caído 24 puntos respecto a 2019.

La semana del 9 al 15 de marzo las ventas de los supermercados crecieron un 72% respecto al año pasado

En el informe se establecen dos perfiles del consumidor postconfinamiento, el acomodado y el ajustado. El primero está más seducido por las experiencias, compra más comida a domicilio o para llevar e invierte en innovaciones. En cambio, el ajustado se ceñirá más al presupuesto ante la incertidumbre económica en la que estamos inmersos, buscará sobre todo el bajo precio y las promociones, por lo que podrá ser más desleal con sus marcas de referencia.

Nuevos hábitos de compra

Todo ello indica que el consumidor ha vuelto a los grandes hipermercados. Con el fin del confinamiento los españoles han vuelto a coger el coche para llenar el carro de la compra en grandes superficies como Carrefour o Alcampo. Así, estas cadenas de gran consumo están vendiendo ya más que antes del estallido de la crisis sanitaria. Según las cifras de Nielsen, mientras que en las primeras semanas del año el gran consumo crecía en valores en torno al 4%, en los últimos días de junio ya se ha asentado en el 6%.

El ‘delivery’ es un método de consumo que ya practican 2,2 millones de españoles. Su nivel ha subido un 30%

Con el fin del confinamiento también han aumentado las compras en gasolineras, quioscos y máquinas de vending, según asegura el último informe de Kantar, que detalla que sus niveles han recuperado los niveles previos a la crisis sanitaria. La consultora explica que los hábitos de los españoles han cambiado y que por ello ha aumentado el tiempo que dedicamos a la preparación de comida en casa (más de 30 minutos), lo que ha generado oportunidades para las categorías de ayudas culinarias y nuevos ingredientes.

El ‘delivery’ es otro hábito que ha llegado para quedarse y ya capta a 2,2 millones de clientes en España. Sus niveles han aumentado un 30% respecto a antes de la crisis.

Fuente: Diario Sur

AGECU