Saltar al contenido

La crisis de la hostelería seguirá engordando la cesta de la compra

Nielsen prevé una segunda parte del año en positivo por el trasvase de consumo de la hostelería a los hogares, pero con un crecimiento tres veces menor que el registrado hasta ahora. El consumo se polarizará entre precio y ‘premium’.

El gasto de los consumidores españoles en productos de gran consumo desacelera. Nielsen estima que el mercado de la alimentación, perfumería y droguería crecerá un 2,8% en el segundo semestre del año, tres veces menos que el incremento del 8,8% durante los primeros seis meses de 2020, marcados por el confinamiento, aunque por encima de las previsiones que apuntaban a un semestre en negativo debido a la crisis económica.

La clave es que el trasvase de consumo de la hostelería a los hogares se mantendrá en parte durante la segunda mitad del año, debido a una recuperación más lenta de lo previsto de la primera, tanto por el miedo de los ciudadanos a salir como por otros factores como el auge del teletrabajo o la importante cifra de locales que siguen cerrados.

La consultora apuntó ayer varios datos que refuerzan esta tendencia: un 22,3% de la población ocupada seguirá teletrabajando; el 23% de la hostelería sigue cerrada; y la tasa de paro superará el 20%.

Alza del 5% en el año

La evolución, en cualquier caso, supondrá cerrar el ejercicio con un crecimiento de las ventas superior al 5%, según explicó ayer Patricia Daimiel, directora general de Nielsen en España y Portugal, durante su participación en el Congreso Aecoc de Estrategia Comercial y Márketing.

La directiva consideró a las pequeñas tiendas de proximidad, los discount y los hipermercados como los grandes vencedores del proceso de desescalada. Así, frente a un confinamiento en el que el factor cercanía era el gran motor del consumo, las variables precio y seguridad están ganando peso.

Nielsen espera, de hecho, un consumidor polarizado en la segunda parte del año. Por un lado, considera que gran parte de la población afectada por la crisis primará el precio y las promociones en sus decisiones de compra, y será infiel a las diferentes cadenas.No obstante, también considera que habrá un consumidor más desahogado y dispuesto a comprar productos premium o a impulsar el segmento de la comida a domicilio.

«El mercado tendrá que diseñar una nueva arquitectura de precios, combinada con una estrategia promocional más eficiente, no en vano la venta en promoción en España representa el 18% sobre el total del mercado, pero solo un 29% gana dinero, frente al 48% del conjunto de Europa», explica Nielsen. «Podemos estar ante una buena ocasión para hacer un análisis estratégico del surtido si hablamos desde la perspectiva del distribuidor y de repensar el rol de la marca dentro de la categoría para el fabricante», señaló la directora general de la consultora.

Consolidación

La compra online, que llegó a tener picos de crecimiento de hasta el 302%, acumula un alza del 72% en lo que va de año. Gran parte de este crecimiento se mantendrá durante los próximos meses, de la misma forma que se están afianzando algunos patrones de consumo. Así, mientras que algunos productos como el papel higiénico ya han vuelto a los niveles pre-Covid, la venta de guantes, desinfectantes o productos para repostería han consolidado su crecimiento.

«La colaboración entre los distintos actores ha sido clave para sortear la situación y minimizar los impactos con un servicio que ha permitido satisfacer las necesidades del consumidor con eficacia», explicó durante su intervención en el congreso el director de ventas y logística de Consum, Agustín Delicado.

«La vuelta a la normalidad será lenta; nos quedan por delante meses para adaptarnos a una nueva realidad», añadió el directivo.

Fuente: Expansión

AGECU