La aplicación de los descuentos obliga a cumplir requisitos a los usuarios y los establecimientos

La crisis que atraviesa el sector comercial a causa de la recesión económica generada por la pandemia del coronavirus llevó al Gobierno local, en coordinación con el resto de fuerzas políticas del Concello, a diseñar un plan de fomento del consumo en los establecimientos de proximidad. Esta iniciativa se desarrollará a través de tres programas de descuentos en los comercios, la hostelería y el sector cultural que se rigen por unas bases ya publicadas por el Concello. A continuación se detalla el funcionamiento de estos tres programas.

▶ Incentivos. El objetivo de los programas de bonos es fomentar el consumo en el comercio de proximidad mediante la entrega de bonos de 10 euros canjeables por nuevas compras para aquellos que adquieran productos por más de 30 euros en las tiendas adheridas al programa. El descuento será de cinco euros por compras de más de 20 euros en locales de hostelería, mientras que en los negocios de tipo cultural se podrá acceder a descuentos del 40%.

Destinatarios. Los establecimientos a los que está dirigida la campaña deben estar dirigidos por un empresario individual o ser una microempresa, a lo que se sumará que no podrán participar en otra modalidad de estos bonos. El programa excluye de la participación a entes públicos, asociaciones, fundaciones, entidades sin ánimo de lucro y tiendas que formen parte de un grupo empresarial.

▶ Inscripción. Los propietarios de establecimientos o empresas que deseen participar en cualquiera de los tres programas de bonos deben darse de alta en la web www.presco.gal, en la que deben proporcionar su CIF, código postal, el sector de actividad al que se destinan los bonos, el teléfono móvil y el correo electrónico. Una vez introducidos estos datos, los solicitantes recibirán una confirmación en el móvil y tendrán que crear un usuario y una contraseña en la aplicación Bonos Presco, ya disponible en Android y que lo estará en IOS desde el 10 de agosto. Tras crear un usuario y una contraseñacon la que podrán acceder a la web para añadir en la misma la ubicación de su local en el mapa, del municipio, consultar el histórico de las ventas y los bonos entregados, comprobar el detalle de cada operación, así como las liquidaciones y abonos.

▶ Consumidores. Las personas que quieran beneficiarse de los descuentos que proporcionarán estos programas no deberán descargarse la aplicación, sino solo darse de alta en la web, tras lo que podrán canjear en cualquiera de los establecimientos participantes los bonos que hayan obtenido por compras realizadas previamente.

▶ Canjeo. Para poder obtener los descuentos, el establecimiento debe introducir en la aplicación el importe de la compra realizada, tras lo que figurará en esa herramienta informática la cantidad a la que tendrá derecho a disfrutar el cliente en próximas compras de acuerdo con el tipo de bono de que se trate. Cuando el usuario quiera hacer uso de ese bono, que aparecerá en forma de código QR. deberá exhibirlo en el establecimiento para que sea leído por la aplicación, que aplicará de forma automática el descuento en la compra efectuada.

Devoluciones. Si los consumidores desean realizar un cambio de los productos o servicios adquiridos, no podrán reclamar la devolución en efectivo de la cantidad a la que corresponde el bono, que solo podrá ser canjeado por una nueva adquisición con el mismo precio o superior, de forma que será el cliente el que asuma la diferencia de coste.

▶ Recuperación. Los propietarios de los establecimientos en que se hayan canjeado los bonos deberán emitir una factura justificativa a la Federación Unión de Comercio Coruñesa, la Asociación de Empresarios de Hostelería o la Fundación Emalcsa en función de la modalidad a la que se dirijan por un importe igual al de los bonos canjeados. Al presentar la primera factura, deberá entregarse un certificado de la situación censal en el Impuesto de Actividades Económicas que permitirá comprobar que se cumplen los requisitos exigidos por el Concello.

▶ Límites. Cada establecimiento de hostelería y comercio podrá canjear un máximo de 3.000 euros en bonos, mientras que los de cultura podrán llegar a los 5.000 euros. El periodo de vigencia de esta campaña promocional concluirá el 30 de noviembre.

Fuente: laopinioncoruña